Las neuronas espejo nuestras aliadas para sonreír con los demás


Es más sencillo de lo que parece, tan solo si sonríes… harás sonreír a los demás. Puedes llamarlo magia o reconocerlo como ciencia, fue Giacomo Rizzolatti y su equipo de neurobiólogos los que descubrieron porqué el ser humano aprende imitando, todo ello es gracias a las neuronas espejo.

Esto explica porque bostezamos cuando bosteza el de al lado, nos emocionamos al ver meter un gol a nuestro equipo de fútbol, nos estremecemos al ver una escena sangrienta o relacionada con el dolor… y es por eso que no podemos evitar sonreír al ver al otro hacerlo.

Este grupo de células se ocupan de conectarnos a los demás seres humanos en nuestro movimientos, gestos, miradas. Su misión es muy importante y decisiva para nuestra supervivencia ya que reflejan la actividad que observamos, de ahí que se llamen “espejo”, pero además activan la parte cerebral necesaria para ejecutar una acción.

Ellas realizan una imagen mental de la acción, así nos diferencian de los demás seres de la creación, porque nos capacitan de la imaginación, somos capaces de crear imágenes de cosas que no existen, es decir la interpretación de los gestos, los objetos, los colores, los olores.

¿Dónde están las neuronas espejo?

Las neuronas espejo o cubelli se encuentran ubicadas en la circunvolución frontal inferior y en el lóbulo parietal y son las responsables de la empatía y la socialización. Por eso, cuando vemos una imagen de alguien que sufre un golpe, casi llegamos a sentir como si nos doliese a nosotros, o cuando vemos a un semejante sufrir, nosotros también somos capaces de sentir ese dolor. Por ello, os propongo “salir con la sonrisa puesta todos los días” para que generéis tantas sonrisas como personas os crucéis en vuestro camino.

Como os he contado, nuestras neuronas imitan como “reflejando” la acción del otro. Sin querer el observador actúa como el observado, es más son capaces de detectar la intención. Si alguien os ve “sonreír” identifica que estáis felices, así por empatía sus neuronas imitarán la sensación.

SONRIO YO=SONRIE EL OTRO + IDENTIFICA FELICIDAD= EL OTRO SE SIENTE FELIZ= YO IDENTIFICO MI SONRISA PROVOCA FELICIDAD=YO ME SIENTO FELIZ SONRIENDO=GENERO FELICIDAD SONRIENDO A LOS DEMÁS Y A MI MISMO.

La neurociencia las consideran la capacidad cognitiva social por excelencia

Desempeñan una función fundamental ligada a la vida social, tales como la empatía (ponerse en el lugar del otro) y la imitación generando una acción. Los científicos las consideran unos de los mayores descubrimientos de las neurociencias de la última década.

Al estudiarlas en simios, se ve que se activan cuando realizan alguna tarea y además observan la misma realizada por otro. Las investigaciones desarrolladas empleando IRMf (estimulación magnética transcraneal (TMS)) y electroencefalografías (EEG) han encontrado evidencias de un sistema similar en el cerebro humano, en el que también coinciden el observar y el actuar. Lo que nos diferencia a los seres humanos es que nosotros somos capaces de “interpretar” aunque no haya objeto, valga el ejemplo de un mimo realizando una acción. Nosotros somos capaces de interpretar, imaginar y hasta sentir cómo huele una flor, aunque el mimo no la tenga entre sus manos. En este caso, un simio se quedaría indiferente.

Desde su descubrimiento no se para de investigar en su función, ya que gracias a estas neuronas podemos comprender que las acciones de otras personas, repercuten en nosotros para aprender nuevas habilidades por imitación. Así, mismo se están dirigiendo investigaciones en su disfunción, ya que puede ser la causa subyacente de algunos desordenes cognitivos como el autismo.

Cómo las descubre Giacomo Rizzolatti y su equipo

Todo comienza en la universidad de Parma (Italia) en 1996 con Giacomo Rizzolatti,  y su equipo: Giuseppe di Pellegrino, Luciano Fadiga, Leonardo Fogassi y Vittorio Gallese.

Los científicos colocan electrodos en la corteza frontal inferior de un mono macaco para estudiar la neuronas implicadas en el control del movimiento de la mano. Entonces la serendipia ocurre, durante cada experimento, mientras le facilitaban alimento, solo se registra actividad de una neurona en el cerebro del simio, esta neurona era capaz de imitar la apertura de la mano del cientifíco que le servía la comida al animal y este imitaba y le daba la misma apertura a su mano para coger el alimento. Esto también ocurría sin ni siquiera ofrecérselo, lo realizaba cuando veía a otro humano o simio hacer la misma acción.

Tras la publicación de este trabajo se ha confirmado, evidenciado y encontrado sistemas similares de este tipo de neuronas en el cerebro humano. Las regiones del cerebro que se activan durante la acción y la observación de un movimiento, coinciden con las encontradas por el equipo italiano en el macaco.

¿Ya entendéis porque cuando somos bebes aprendemos por imitación?

Me viene aquí la frase de “educar con el ejemplo, no con la palabra”. Si nuestros hijos nos ven leer y nos sienten felices haciéndolo, lo imitarán, por empatía, porque nos ven felices. Si nos ven llorar, se sentirán tristes, por nosotros y por ellos mismos. Pero, ¿y si siempre nos ven sonrientes?, crecerán en un entorno en el que todo va bien. De bebés estas células se desarrollan por imitación y entonces llega el aprendizaje. Según vamos creciendo se expanden y extendienden en funciones.

¿Porqué la mujer empatiza mejor que el hombre?

Es una investigación de la Universidad de UCLA en la que medían la actividad neuronal de las espejo en el cerebro humano vieron que se encontraban no solo en las regiones motoras del cerebro (circunvolución frontal inferior y la corteza parietal inferior), donde se pensaba que existían, también andan por regiones involucradas en la visión y en la memoria. Así mismo, descubrieron que hay mayor número y más actividad en el cerebro de la mujer que en el del hombre. ¿Será por eso, que nosotras lloramos más con las películas de amor?

Bromas aparte, las neuronas espejo nos ayudan a comprender la intenciones de los otros, nuestra autoimagen, la mente de los demás, sus gestos, sus comportamientos, sus acciones. Nos socializan y aportan nueva luz sobre el “para qué” de muchas de nuestras acciones, que creemos inconscientes, pero que están ordenadas desde la mente, que es maravillosa.

Las neuronas espejo nos permiten realizarnos, entendernos, conocernos, sentir emociones, tomar conciencia, memorizar, aprender, percibir, solidarizarnos… y ¡qué bonito! A través de mirarnos en los otros.

“Somos criaturas sociales. Nuestra supervivencia depende de entender las acciones, intenciones y emociones de los demás. Las neuronas espejo nos permiten entender la mente de los demás, no sólo a través de un razonamiento conceptual sino mediante la simulación directa. Sintiendo, no pensando”. G. Rizzolatti.

“Las neuronas espejo suponen la disolución de la barrera entre yo y los otros. La capacidad de adoptar el punto de vista de otro supone, entre otras cosas, la posibilidad de una imitación intencional y, por tanto, de un aprendizaje basado en la imitación”. V.S. Ramachandran

“Incluso el rasgo que constituye la quintaesencia de lo humano, nuestra propensión a la metáfora, puede estar basada parcialmente en la clase de cruces de dominios de abstracción que median las neuronas espejo; (…) Esto explicaría por qué cualquier mono podría alcanzar el cacahuete, pero sólo un humano, con un sistema de neuronas espejo adecuadamente desarrollado, puede alcanzar las estrellas”. (V.S. Ramachandran).

Anuncios

Pedro Zerolo, la sonrisa eterna


Pedro Zerolo, un verdadero ejemplo de la lucha pacífica; reivindicativo, pero sin estridencias; sonriente “hasta el orgasmo”, como decías en más de una ocasión. Libre, sin tapujos, transparente, bello… Y lo más admirable en él: su cercanía. A mi, directora de un periódico local de barrio, mientras el fue concejal del distrito Fuencarral-El Pardo por el PSOE, me trataba como sí, fuera, tan… sí… me hacía sentir muy importante. Mientras él se mostraba tan “humilde”, siempre, hasta cuando rozó el puesto nacional, y entonces llegó la enfermedad, que tampoco pudo con él; porque sigue viviendo en los corazones de todos los que le conocimos y le admiramos.

pedrozerolo_evarobles

Cada vez que paso por tu plaza querido amigo Pedro Zerolo​, los ojillos se me ponen traicioneros de agua. No puedo evitar recordar cuando te llamaba y descolgabas el teléfono y me decías “¿Qué quieres mi niña?. En estos días del #MadridWorldPride, de esta revolución de “reclamación de derechos”, de estos días de gritar ¡A quién le importa lo que haya! ¡A quién le importa lo que yo diga! no puedo evitar acordarme de ti muchísimo más. Porque mucho de lo que está ocurriendo en #Madrid en este #WordPride2017 te lo debemos a ti…

Mi querido amigo… ¡Pedro Zerolo! siempre dispuesto a todo lo que te pedía, a todo lo que te decía, siempre involucrado en la lucha por los derechos de todos… ¡Dónde quiera que estés! Te mando un beso, enorme, ¡mi niño!

Entrenamiento de sonrisa abrazando árboles


¡Hola seguidores! aquí el siguiente entrenamiento que linko a la celebración del #diamundialdelarbol. También mis deseos de sonrisas para los que también celebran hoy el #diadelorgullo, mañana me uno a vosotros. El caso es ¡sonreír! para estar todos más sanos y abiertos a nuevas experiencias.

La de hoy es muy gratificante en todos los niveles porque nos conecta con la naturaleza, que está ahí, para servirnos. A cambio solo tenemos que protegerla y abrirnos a recibir todo su potencial energético.

entrenadoradesonrisas_diamundialdelarbol

Abrazar un árbol no es solo una práctica hippy, está probado por la Ciencia que tiene unos beneficios increíbles para las personas y para todo el planeta. Si no te atreves a abrazar un árbol, tan solo prueba a permanecer bajo su abrigo, cosas mágicas comenzarán a surgir en tu organismo.

Para los más escépticos en estos temas y en otros, os recomiendo el libro “Blinded by Science” (cegado por la ciencia) de Mettew Silverstone, que evidencia y confirma los beneficios que los árboles tienen sobre enfermedades mentales, como el Trastorno por déficit de atención con hiperactividad (ADHD), la depresión, dolores de cabeza, etc. Otra de las maravillas que nos relata el libro tiene que ver como cambia el comportamiento de los niños cuando están en contacto con las plantas y sobre todo en entornos y áreas verdes.

Tenéis un montón de estudios científicos de como los espacios naturales llenos de árboles, plantas y flores repercuten en beneficio de nuestra salud mental. Estar en un entorno natural es suficiente para sentirse “bien” y desplegar la mayor de las “sonrisas”.

Tenemos, pues, una responsabilidad muy grande de proteger la naturaleza para seguir vivos y disfrutar de sus beneficios.

¿Cómo nos afectan las vibraciones de los árboles y las plantas?

Toda materia emite una vibración, que no lo digo yo, que está probado científicamente, y estas vibraciones afectan a los comportamientos biológicos. El estar cerca de un árbol involucra entrar en su vibración y esto afecta a tu cuerpo beneficiosamente. Sería maravilloso que los médicos recetaran pasar un día en un bosque, en vez de tratamientos químicos y drogas. Y si no lo creeis, pues ¿qué perdéis intentándolo?. Aunque sea sin prescripción médica.

Podéis empezar con cosas más simples, si no os atrevéis a abrazaros a un árbol. Podéis tener plantas en vuestra casa, o lugar de trabajo. Cuando paseéis entre árboles, respirad hondo y esperar a ver que oís o sentís. Reuniros más con la family en plena naturaleza, como solíamos hacer antaño ¡esos domingo en el campo!. Probad a plantar un huerto, pequeñito aunque sea ¡qué felicidad ver los primeros tomates, probarlos y sentir que saben a tomate!. Adoptar un árbol, en vuestro parque favorito e id de vez en cuando a contarle vuestro problemas, ¡seguro que se evaporan entre sus ramas!.

Pero en realidad os digo ¡no tengáis ni miedo, ni vergüenza! Abrazar un árbol, es una sensación maravillosa. ¡Probadla! ¿Qué puede pasar? Además, es gratis.

Prácticas ancestrales relacionadas con los árboles

Los japoneses practican el “forest bathing” (baños de bosque), que consiste en absorber las sabiduría ancestral de los árboles centenarios, paseando y conversando entre ellos.

El maestro taoísta Mantak Chia enseña a sus estudiantes a realizar sus prácticas de meditación bajo árboles, en la creencia que absorben las energías negativas, así llega solo lo positivo. En su método “Cosmic Tree Healing Qigong” (la cura cósmica de los árboles) el maestro Chia enseña como alinear nuestra “aura” (campo energético) con un árbol. Afirma que de esta manera al conectar con la energía del árbol, su vibración saca nuestros pensamientos negativos convirtiéndolos en positivos, facilitando así nuestro bienestar físico y emocional.

El Taoísmo cree que los árboles al estar en contacto con la tierra por la raíz y sus ramas mirando al cielo consiguen conectar perfectamente con la energía. Un taoísta siempre tiene presente los árboles en sus meditaciones.

En Italia nos encontramos con Damanhur, un laboratorio que está estudiando las energías vibratorias de los árboles desde 1976. Han creado un coro de árboles que cantan, capturando con equipos de radiofrecuencia sus vibraciones electromagnéticas. Pero, esta es una historia que me reservo para el siguiente entrenamiento.

¡Feliz sonrisa entre árboles! Os dejo el enlace al video homenaje en Youtube en el #diamundialdelarbol

Click aquí para ver el video #diamundialdelarbol

Vuestra entrenadora de sonrisas os da las gracias por sonreír.

un nuevo día… una nueva vida


Hace tiempo que llevo sintiendo esta filosofía de nuevo día… Se trata de despertar (os recomiendo el entrenamiento para principiantes de mi post anterior) como si recién nacierais. Es que no se trata de vivir cada día como si fuera el último, sino de sentirlo como si fuera el primero de una nueva vida.

Así, todo cobra sentido, todo es nuevo, sencillo, naces a un día nuevo de exploración, diversión, aventura, aprendizaje, altos vuelos… Anoche en la Hoguera de San Juan lo ritualice… para que entrara lo bueno, quemé lo malo.. Y así ha sido… Hoy, me levanté como todos los días, dando gracias, con la sonrisa puesta y abierta a vivir. ¡Qué pase lo que tenga que ocurrir! ¡Lo disfrutaré a tope! ¡Así, de fácil!

¡Os deseo momentos de felicidad en este nuevo día de vida nueva!

entrenadoradesonrisas_nuevodia_nuevavida

Vuestra entrenadora de Sonrisas…

Eva Robles, “soy Entrenadora de Sonrisas”


Soy entrenadora de sonrisas porque estoy convencida de su poder, la sonrisa es el arma universal de los hombres de buen corazón. He cambiado todo el blog, como he cambiado mi vida y aún seguiré poniendo más cosas. Al fin he encontrado mi identidad, al fin tengo mi “marca personal”. Seguiré informando…

Siempre he trabajado para lo que he nacido: comunicar y contar historias desde el año 1995 que finalizo mis estudios de periodismo y publicidad. He fundado y dirijo el Grupo Vaguada con las cabeceras digitales vaguada.es y nuevonorte.es. A través de Agencia de Eventos Especiales he gestionado eventos y  convocatorias muy dispares y disparatadas como los Galardones Grupo Vaguada, un Record Guinness que bato reuniendo mujeres llamadas Pilar en el barrio del Pilar, los Premios Naranja-Limón, la Global Gift Gala de Eva Longoria, las Olimpiadas Solidarias de la Fundación Instituto San José de los Hermanos de San Juan de Dios.

Mi knowhow en todas estas grandes experiencias propicia el ser galardonada con una Antena de Plata por las Asociación de Radio y TV, así como el premio a la mejor web por vaguada.es por la Asociación Española de Publicaciones Periódicas.

Actualmente estoy focalizada en mi programa de radio solidario “tengo1proposito” próximamente en M21 y en mi labor de PR Comunication en el asesoramiento y consultoría de imagen, marca personal y relaciones públicas en Agencia de Eventos Especiales, y colaboraciones con Premier Comunicación y Deveribest.

Me declaro una “entrenadora de sonrisas” o “smile coach” amante de las redes sociales con un klout superior al 65 en el último año. Mi libro #elpoderdetusonrisa a la venta en Kindle Amazon resume cómo he decido afrontar la vida siempre con una sonrisa puesta. Con el libro “8 primeros amores y un poema al desamor” quiero demostrar que el amor es el que mueve el mundo. En mi blog personal con casi 1.500 suscriptores comencé contando historias de primeros amores, ahora, contaré historias de sonrisas, o de lágrimas, o de marketing, o de coaching, o de cremiento personal, o de mis charlas amparada en la plataforma Thinking Heads, de la que formo parter.

Para mi presentación tengo en mi haber Premios como: • 2004. Antena de Plata a su trayectoria profesional por la Federación Española de Radio y Televisión.
• 2007. Premio a la mejor web: vaguada.es por la AEEPP. Dirigida por Eva Robles.
• 2014. Premio editor del año, por la Asociación Española de Publicaciones Periódicas.

También estoy experimentando como #youtuber. Otra forma de contar historias.  Aquí podéis suscribiros a mi canal: https://goo.gl/vQpjPP

DIA 8 DE MARZO 2017: No era él.


A la nana, nanita, nana… a la nana nanita… le cantaba a su hija todas la noches al llegar agotada del trabajo. Había logrado quitarse al monstruo de su lado, porque de encima, lo que se dice de encima hacía tiempo que no había estado; vamos ni debajo, ya no había tiempo para nada de eso, ni cariño, ni besos, ni abrazos… solo tiempo para contar dinero.

La vida le había dado una segunda oportunidad, se equivocó al elegir el amor de su vida, pero ahora vivía junto al verdadero: su hijita querida. Su bebé que le daba fuerzas para levantarse todos los días a luchar por ser y no por tener. Ella tan pequeñita e indefensa, tan dulce y armoniosa, tan risueña, tan divertida, ese olor a galletas de recién nacida todavía rondaba su nariz al acercarse a comérsela a besos.

Dos años tenía su niñita cuando ella tomó la decisión de abandonar a su padre biológico. Ahora, después de veinte años comenzaba una terapia, decidió cambiar su nombre de pila por el de “monstruo”, porque le parecía una palabra muy completa en sus acepciones académicas; la primera: “Ser que presenta anomalías o desviaciones notables respecto a su especie”. ¡Claro! ¡claro! ¡Eso es su exmarido!

Y que hayan tenido que pasar 20 años, dos putas décadas, para que rompa su silencio, para que grite sus desgarros, para que desencripte el dolor, para que plasme en un papel su maltrato. Aurora, su terapeuta, le ha dicho que escriba todo lo que se le ocurra de ese “ser fantástico que causa espanto” (segunda definición de la RAE de “monstruo”) ¡qué acertada palabra! para sacarle de su alma, de su mente, de su pensar, de su hacer…

“Qué bien y qué daño hacen las palabras”, eso le dice Aurora, incluso “causan más dolor que las bofetás”. Al principio no le hacía mucho caso pero después de un año de terapia se dio cuenta que eran las palabras las que se habían quedado incrustadas en sus neuronas y no había manera de sacarlas. “Cuando dejes de sentir dolor al escuchar las frases que te hacían daño, cuando te sean indiferentes, entonces estarás curada”.

La única manera de curarte es echarlas afuera. “¡Escribe! ¡escribe!”, le inquiría una y otra vez “no hace falta que sea un Pulitzer… plasma cualquier pensamiento que te asalte reflejando pena, teclea en el ordenador o escribe a mano, que aún es más terapéutico”.

Fuerte, duro, con energía… Le recordó que el monstruo es: una “cosa excesivamente grande o extraordinaria en cualquier línea”, según el bendito diccionario. Para que desapareciera de su vida, tenía que teclear mucho y muy consciente, muy muy en atención, como cuando hacían los ejercicios de respiración en las terapias. Quedaba mucho trabajo por hacer. Pero, se tenía que poner a escribir con urgencia.

La pesadilla recurrente que venía a romper su descanso noche sí, noche también, en la que él se retiraba cuando ella iba a darle un beso y después le miraba como “una persona muy fea”, muy monstruo; parecía empezar a repetirse cada vez menos desde que describió la escena en un papel y se lo pasó a Aurora, pero aún se le arrugaba el corazón al recordar sus rechazos.

Solo “una persona muy cruel y perversa”, por quinta vez descrito el monstruo, era capaz de despreciar la devoción por la vocación. ¡Cuántas veces tuvo que oir!: “¡Muerta de hambre!, tu profesión de muerta de hambre: contar historias, relatar sucesos, ¡vaya mierda de trabajo!, lo que gano yo en una noche, tardas tu en facturarlo dos años en tu periódico”. Y entonces, era su risa socarrona la que resonaba en su cabecita. ¡ja, ja, ja! se reía, y en cada carcajada a ella se le iba un suspiro de desentendimiento, perdía un pedacito de autoestima, hasta que ya apenas le quedó un nada de orgullo, de pasión por sí misma, por lo que sabía y había elegido ser.

El, el único en posesión de la verdad. Los demás, unos ¡inútiles!, unos ¡gilipollas!, unos ¡muertos de hambre! El, por sexta vez bien llamado monstruo, “en posesión de cualidades y aptitudes fuera de lo común en cualquier actividad”, por encima del bien y del mal, el centro del Universo. Los demás, sus súbditos, esos ¡pringados!, ¡exultantemente cobardes! no tenía derecho a vivir, no eran capaces de hacer dinero, ni de ganarlo, no servían para nada, ninguno de ellos.

No era él… y ¿tanto tardó en descubrirlo? en darse cuenta que aquel que la desposó con 19 años, que se llevó la miel de su juventud, no era el príncipe azul que ella había imaginado. No era él… aquel al que le dio el más preciado tesoro que albergó en su vientre durante nueve meses a la tierna edad de 23. No podía ser él, aquel que prefería estar contando dinero, o de bar en bar recaudando la caja antes de estar con su hija y su mujer. No había nada y pudo haber tanto… pero no con él.

¿Ya nada sería igual?, ¿volvería a enamorarse? ¿sería capaz de confiar? ¿podría volver a sentir la emoción de conocer un hombre que le amara? ¿encontraría a alguien que le cuidara? ¿vendría algún hombre capaz de respetarla? ¿tendría capacidad para formar una familia?

Un día al llegar a la consulta Aurora le dijo que si probaban con hipnosis, el tratamiento no funcionaba, veinte años eran muchos, el dolor estaba muy enquistado, estaban estancadas. Ella, aún se sentía culpable de no haber creado la familia que siempre soñó, de no poder reproducir la misma que vivió en su niñez junto a sus padres y hermanos. La hipnosis trajo el shock que paralizaba el sanar. “Tres.. dos…uno… un chasquido de dedos y caerás en un profundo sueño reparador y reconfortante” –dijo Aurora para comenzar.

En la ensoñación afloró el acto más cruel del “monstruo” que su mente había escondido en una oscura caja de olvido, anclada al recuerdo, rasgando herida en su subconsciente.

Al atardecer llegaba el momento más esperado del día. El patito amarillo, la esponja natural, el barquito de vela, el trenecito y el osito de goma flotaban en la bañera y la niña disfrutaba de su baño. Su mamá frotaba suavemente su espalda, sus delicados bracitos, sus piernecitas, sus tiernitas orejas y lavaba con mimo sus ricitos morenos… Entonces, la maldita escena, congelada en el tiempo, se quedaba en el daño… En ese bofetón sin causa y con efecto, recibido desde el suelo, sentada mientras bañaba a la niña, en su presencia, eso fue lo que más dolió. El, desde arriba, en posición de mando, le lanzó la bofetá que rompió su amor, que cruzó su cara, que aniquiló su ilusión, que quebró su existencia, que le dejó sin ganas de seguir insistiendo. Venía del “elegido”, el que debía haber sido y no era. ¡No!, no era. ¡No era él!. ¡No debía ser él!.

La causa, no quizás la única. Los gritos, los desencuentros, las faltas de respeto, la incomprensión. ¡¿el bofetón?! Era eso… Era eso y era más. El divorcio había sido un alivio, un alejamiento condicionado, porque queda tener que verle de por vida, ¡es el padre de su hija!. Y ya nada será igual, el daño está hecho.

Despertó de la hipnosis sin recordar nada, pero a partir de ahí, al reproducir la escena entre sueños, el hablar de ese momento, parece ser que había logrado poner una tirita en el corazón y la terapia comenzó a fluir.

Y en el año veintiuno de la partida se decidió a escribir su relato, a compartir esa agonía vivida en soledad, en tristeza, en pudor, en vergüenza, de contar a los demás lo que ese monstruo había hecho de su vida. Ya sin rencor y con la esperanza que al plasmarlo en el papel y dejarlo ahí escrito ya no volvería a dañar su alma.

Así la “palabra” elegida para echarle de su vida, cobró la séptima acepción, la sanadora en cuestión. “Un conjunto de versos sin sentido, que el maestro compositor de zarzuela escribe para indicar al libretista dónde se ha de colocar el acento en los cantables, aquellos que se deben interpretar despacio y de manera melodiosa y expresiva”.

La transición estaba hecha, la indiferencia se transformó en olvido, el llanto interno en sonrisa a lágrima partida, el monstruo en verso y la ¡bofetá!, un mal sueño ya olvidado. Ahora ella anda componiendo versos y contando cientos de miles de historias, aunque fuera solo por el gusto de ser remunerada con la atención de aquellos que escuchan su cantar. Le da por gritar fuerte y alto: “que nadie es más que nadie. Que aquellos que se creen fuertes son los más vulnerables. Y los más frágiles los más valientes”.

Ahora, transita por el amor que le dan aquellos que la quieren, que la cuidaban, que la respetaban por lo que es y no por lo que tiene.

Madrid, 8 de marzo 2017.

A los veintiún años de su separación, la recién curada.

DIA 2193: Viva en libertad…


Y ya dejó de preguntarse para qué se debía sentir bien o mal, ahora eso ya daba igual.

La libertad, su palabra abanderada, seguía manteniéndose en la cima  de su vivir.
er_yocomosiempre
Aprendía día a día a recordar lo mejor para que se volviera a repetir, mejorado por la experiencia del caminar.
La soledad había dejado de ser impuesta y se disfrutaba del tirón como si de una buena compañera se tratara.
Lo de etiquetar lo dejaba pal Twitter y su almohadillas… ya no más “tags”, no more… etiquetar personas, ni vidas, ni relaciones, ni respuestas, ni necesidades, ni tiempos… ni preguntas… ni promesas, ni compromisos… no… Libertad era la respuesta.
Compromisos de no más de un instante de vida, no más… un poquito… un muchito… En el que fluye la idea de creer que será para siempre… y ¿para qué? Si resultó ser demasiado.
Y es que nada más preciado que un instante en el que sintiéndote tú, estás tan bien que te encanta recorrerte de un lado a otro y volver a empezar.
De robarte a ti mismo esos instante de amor, que si vuelven bienvenidos sean, pero sin buscar… no más… un mucho, un alguito, un lugar, un rincón, una madrugá de cerca y un hangar… ¡ole! la
algarabia del empezar y del ¿¡no acabar!?
Un puerto, una llave, un almidonar traidor de un ya no estar, de un sin vivir, de un relinchar de mi caballo preferido que me lleva a pasear.
¡Y tú vas! !y no estás!

DIA 2126: Recién abiertos los ojos…


Me gusta el amanecer por sus ojos de descubrir. Y por ende su Yang del atardecer me atrapa de vez en cuando para invitarme a perderme entre las garras de esa noche loca que un día compartí con su piel, su deseo, su arrime casi inhumano, plagado de instintos carnales envueltos en arrumacos de esa “cucharita” que compartimos y deseamos fuera para siempre. O como siempre me pasa, tan solo lo deseé yo.

Mi pensar en él recurrente atosiga el ritmo de mis venas que reclaman la libertad de no visualizar a cada instante cada escena inolvidable. Me atrapa de nuevo. No quiero traerle a mi mente cada estúpido segundo que le recuerdo. ¡No puedo evitarlo!.

No entiendo cómo logra cubrir cada rincón de mi alma, a pesar de su ausencia. Porque en lo más hondo de mi, intuyo que esto no es recíproco. Él, tan solo me dedica un pensamiento pasajero de vez en cuando o cuando estamos juntos. Después paso a ocupar una caja que se llena de circunstancias volátiles.

Atesoro cada instante vivido junto a él, con el miedo a que no se vuelva a repetir. Construyo situaciones en las que de nuevo nos volvemos a encontrar. Y sé, que solo están en mi imaginación.

Y no puedo evitar pensarle por lo que ha intervenido en mi nuevo amanecer a la vida. Una vez un buen amigo me dijo que “Enamorarse es delito” y que “se castiga con la vida, con entregarse en cuerpo y alma a la vida”. Pues, yo me declaro culpable y quiero que me condenen a cadena perpetua junto a él. Aún ha sabiendas que el huiría como un vil cobarde.

Que nos encierren fuera de este mundo. Los dos solos. Nuestros cuerpos entregados al placer de disfrutar. Nuestro corazones ungidos en la sabiduría del tocar. Nuestra lenguas lamiendo la miel del deseo. Nuestras manos penetrando las entrañas del dolor de la ausencia. Nuestros ojos tapados para avivar la magia del resto de los sentidos. Nuestros pies palpando la raíz del amor. Nuestras almas abandonadas, perdidas y encontradas.

Como dice Jane Austen en “Persuasión”. No habrías encontrado dos corazones más abiertos, dos gustos más semejantes. No habrías encontrado dos sentimientos más armónicos.

Solo… espera conmigo…

 

Mario Miguelañez, un dulce corazón socialmente responsable


Criado entre bollitos, caramelos y nubes de algodón dulce, rondando por la pastelería de sus padres, como decía Mario: “por allí un bebé gordito comiendo todo dulce que caía en sus manos”. Y así pasó que el azúcar y el chocolate estaban en su ADN.

todos

Pero también formaba parte de su ácido desoxirribonucleico la sonrisa, la que trataba de despertar en los “niños y niñas” que favorecían sus campañas. Mario sabía que el ingrediente de la felicidad está unido al dulce, de ahí sus “Sonrisas Dulces Miguelañez”. El gesto de dar un caramelo a un niño significaba para él, el momento más feliz para ellos. Para un adulto es la conexión directa con esa infancia dulce que todos anhelamos y recordamos.

En el programa radiofónico solidario “tengo1proposito” que dirijo tuve la oportunidad de conocer al mago de la sonrisa permanente en todo su rostro, en todo su cuerpo. Y hasta descubrí que las dotes de empresario las tenía ya desde la cuna, cuando vendía sus primeros caramelos a los compañeros de clase en la EGB.

miguelanez_menudos5

Nos contaba en “tengo1proposito” que su padre le había enseñando el negocio de los caramelos “haciéndolos”, pasando por cada uno de los departamentos, en la fábrica, en la administración, en el marketing, en el almacén, en la distribución… “Mis veranos los pasaba trabajando en el negocio, cuando todos los niños estaban de vacaciones, pero es que me gusta tanto mi trabajo”. En el año 2010 en un viaje tiene una dulce idea. Favorecer a personas y colectivos que necesiten ayuda mediante videos solidarios que recaudan miles y hasta millones de euros mediante clicks.

Cada Navidad www.sonrisasdulces.com nos ha sorprendido en estos últimos seis años con una nueva campaña solidaria en la que se ha ayudado a las Fundaciones Menudos Corazones, Aladina, Síndrome de West, Fundación Carmen Pardo-Valcarce y Theodora. Y hasta en una acto de Valentía y gallardía tratar de erradicar el cáncer infantil con la Asociación Pablo Ugarte y recaudar fondos para investigación de las enfermedades raras.

Videos que con cada clic, generaban más que cinco céntimos de euro, generaban sonrisas, lágrimas de emoción, alegrías, fondos, “dineritos”, como digo yo… y conciencia… y responsabilidad de “ayudar” de “solidarizarnos” con los demás, con los que más lo necesitan. “Somos gente dulce, por eso vamos a ayudar a los niños”, de “corazón en corazón”” como decía Mario.

Sus ingredientes para lograr esto eran concienciar a todas las empresas, a su alcance y más allá, en su responsabilidad social corporativa. Reclamaba que la empresa tiene la obligación de devolver parte de los beneficios que obtiene de la comunidad. Concienciaba a las empresas de la necesidad de ayudar a la sociedad para de verás formar parte de ella.

Explicaba a otros empresarios que cuando una compañía ayuda a los demás, sus empleados se sienten orgullosos de sí mismos y de su empresa y son más felices.

Lo recomendaba porque “el ayudar te hace sentir bien, une a la gente que trabajo contigo. El caminar juntos hacia un fin común, y sobre todo a ayudar es algo increíble”.

Su propósito compartido con nuestros escuchantes es y siempre será: “Ir sanando corazones con la “sonrisa dulce”, ir de corazón en corazón, conectando a las personas con la solidaridad, para los niños y niñas. Que todas las empresas sepan que un poquito que hagamos todos este mundo, va a hacerlo mucho, mucho mejor…¡Ayudar es super saludable! ¡Animaos!”.

Así era Mario Miguelañez y así es su legado que comparto con vosotros. Me siento una persona muy privilegiada por haberle conocido y de dar voz a través de los micrófonos de “tengo1proposito” al hombre que tenía la puerta de su corazón abierta de par en par para ayudar con una sonrisa y ese gesto dulce de dar caramelos dulces, muy dulces”

Mario Miguelañez, Descansa en Paz.

mario_miguelanez

Os comparto su legado que presentamos en “tengo1proposito”, en los links podéis ver los videos solidarios de Mario y todo su equipo.

CAMPAÑAS DE MIGUELAÑEZ “SONRISAS DULCES” (desde 2010)

La 6ª Campaña Sonrisas Dulces es una acción solidaria promovida por Migueláñez en colaboración con Menudos Corazones, una entidad privada, sin ánimo de lucro, que ayuda a niños y adolescentes con cardiopatías congénitas y sus familias, proporcionándoles todo tipo de apoyo.

Cada año, nacen en España más de 4.000 niños con cardiopatías congénitas. Entre las acciones que llevan a cabo para ayudar a estos pequeños se encuentran el apoyo psicológico, alojamiento gratuito durante la hospitalización del niño, apoyo a las familias en el hospital, organización de campamentos, jornadas sobre cardiopatías congénitas o grupos de duelo.

Este año, “Sonrisas Dulces” pretende dar a conocer esta enfermedad que afecta a un gran número de niños en nuestro país. Aunque quienes la padecen pueden hacer una vida aparentemente normal, lo cierto es que necesitan una gran cantidad de apoyos médicos y psicológicos para afrontarla. Migueláñez ha apostado este año por Menudos Corazones para divulgar la maravillosa labor que hacen.

El número de clics que contabilizarán como 5 céntimos para la donación está limitado a un total de 200.000. Ayúdanos a conseguir este objetivo y a difundir la campaña ¡sana corazones!

La empresa se reserva el derecho de ampliar el número de clics en función de la respuesta ciudadana a la campaña. En http://www.sonrisasdulces.com/

La 5ª edición de Sonrisas Dulces, protagonizada por la Fundación Aladina, batió todos los récords de ediciones anteriores y superó todas las expectativas, consiguiendo más de 2.000.000 de clics en el spot solidario. Además, se consiguió recaudar más dinero gracias a la venta del producto solidario, una bola de Navidad para decorar el árbol con figuritas de chocolate en su interior.

La Fundación Aladina lucha contra el cáncer infantil, apoyando a los pequeños y a sus familias, brindándoles apoyo material, psicológico y emocional. Además, cuentan con un maravilloso equipo de voluntarios que hacen más llevadera la estancia de los niños en los hospitales y pusieron en marcha el centro Maktub en el que se llevan a cabo transplantes de médula ósea.

La 4ª Campaña Sonrisas Dulces en favor de la Fundación Síndrome de West consiguió a través de los numerosos clics en el microsite, una importante donación económica – cercana a los 32.000 Euros – que se ha destinado a dar apoyo a las más de trescientas familias que cuentan con algún miembro que padece esta enfermedad. En tres meses el spot solidario recibió más de 600.000 visitas y, gracias a la notoriedad alcanzada por la campaña, el Síndrome de West dejó de ser una enfermedad desconocida para la sociedad, segundo gran objetivo de la campaña.

La 3ª Campaña Sonrisas Dulces en favor de la Asociación Pablo Ugarte finalizó en enero de 2013 con gran éxito: el microsite http://www.sonrisasdulces.com superó el millón de clics, en Twitter y Facebook miles de personas compartieron la campaña con sus seguidores, incluso tuvo lugar la 1ª Gala Magialáñez Gente Mágica.

El objetivo de la APU es contribuir a la erradicación del cáncer infantil a través de una donación económica destinada a varios equipos de investigación, y la concienciación de la población. La campaña ha sido galardonada en VII Edición Premios Empresariales ANOME 2013 (Asociación Norte de Mujeres Empresarias) en la categoría “Campaña de comunicación”.

Este éxito hizo posible que en 2011 se pusiera en marcha la II Campaña Sonrisas Dulces, en favor de la Fundación Carmen Pardo-Valcarce  nacida en 1948 con el objetivo de eliminar barreras y fomentar la integración laboral y social de las personas con discapacidad intelectual.

Gracias a esta campaña Migueláñez ha sido premiada por la Fundación Puentes de Mundo como “Empresa socialmente responsable” y ha obtenido el “III Premio Corresponsables” en la categoría de “Gran Empresa”, otorgado por la Fundación Corresponsables.

En el último trimestre de 2010 Migueláñez puso en marcha la I Campaña Sonrisas Dulces en beneficio de la Fundación Theodora que financia las visitas de los Doctores Sonrisas a niños hospitalizados y sus familiares.
Durante la campaña Migueláñez puso a la venta el “jellypack solidario”. Las ventas de este producto y la participación de la sociedad transmitiendo la campaña solidaria consiguieron sufragar cientos de visitas de los Doctores Sonrisa a los hospitales.
La campaña recibió entre otros, el Premio Áster Marketing y Valores y el Premio a la iniciativa de colaboración ONG-Empresa de la Asociación Española de Fundraising (AEFR).

Programas de “tengo1proposito” donde participó Mario:

http://www.ivoox.com/96-t1p-sonrisas-dulces-alivian-a-menudos-audios-mp3_rf_12218711_1.html

http://www.ivoox.com/51t1p-mario-miguelanez-junto-a-folli-follie-atengo1proposito-audios-mp3_rf_3774424_1.html

DIA 2055: La historia de Perseo y Andrómeda se escribe en las estrellas.


Su inmensa belleza parecía haberla condenado a morir en las feroces fauces del monstruo marino Cetus. No alcanzaba a recordar en qué momento su destino de felicidad se truncó en pesadilla contándose como se hallaba entre “la más bella de los mortales”. Se negaba a creer los rumores que corrían por Filistia que la vanagloria y arrogancia de su madre Casiopea fueran la causa del enojo de Posidón, que instado por sus hijas las bellísimas Ninfas, las llamadas Nereidas, hubiera mandado el diluvio que azotaba su región.

Lo que no alcanzaba a entender es que el mismísimo Oráculo de Amón, la hubiera convertido en chivo expiatorio de la condena de su pueblo. Aunque bien mirado si sucedía un milagro, si un héroe la salvaba, además de conservar su propia vida y la de sus congéneres, sería desposada. Pero, eso ¿qué le importaba a Andrómeda?. Ahora, en este mismo instante estaba encadenada a una roca esperando una muerte segura.

Y fue en ese mismo instante que a escasas leguas marinas y a unos pocos más pies de altura Perseo surcaba los cielos a lomos del caballo alado Pegasus. Guiado y armado por los dioses Atenea, Hernes y Hades había conseguido cortar de una sola vez la cabeza de la Gorgona Medusa que llevaba a buen recaudo en el zurrón mágico para que no pudiera convertir a nadie más en piedra con su oscura mirada.

Con esta heroicidad sería buen merecedor de un puesto en el corazón de su benefactor Polidectes, llevándole el regalo de boda con su futura esposa Hipodamía, hija de Pélope. Aunque en su más fuero interno sospechaba que el rey de la isla de Sérifos miraba a su madre Dánae de la forma que se miran aquellos que saben que siempre estarán anclados a esa persona. Lo venía observando desde el mismo día que aparecieron encerrados en el arcón a la deriva en la playa de los dominios de Polidectes.

Perdido entre estos líos de las intuiciones que el corazón abriga se encontraba Perseo de regreso a casa cuando oyó el grito más descarnado, desesperado y a la vez melódico que jamás sus oídos habían oído. Dirigió su mirada al océano, centró su atención al mismísimo lugar donde se originaba esa voz que pedía auxilio. Y al fin, logró vislumbrar entre la tupida bruma de la mañana unas rocas en medio de la inmensidad marina. Era de ahí mismo que surgía la voz a buen seguro.

Acariciando las crines del bueno de Pegasus le indicó que descendiera con urgencia.

Hacía la voz que pedía auxilio se dirigía el más fiero y sanguinario monstruo femenino que se contaba entre las huestes del dios de las aguas. ¿Qué tendría que ver Posidón en todo esto?_pensó Perseo.

 

En el descenso Persero fue preparando su estrategia. Contaba con las mágicas armas proporcionadas por los mismísimos dioses. El escudo brillantemente pulido por la diosa de la sabiduría, de la guerra, del conocimiento y de las artes, ¡la más grande! Atenea. La irrompible hoz que el heraldo de los dioses, Hermes, le había entregado y con la que había seccionado de una vez la cabeza de la Medusa. Completando este perfecto escudo, su cabeza la cubría el oscuro yelmo de Hades con el que no podía ser visto y las sandalias aladas de las tres Grayas que le proporcionarían un acertado acercamiento a la bestia cuando desmontara de su querido amigo alado.

Gracias a la velocidad de Pegasus la bajada fue tan fugaz como la navegación de Cetus que además no percibió lo que se le venía del cielo. Justo a tiempo, en el momento en el que el monstruo abría sus fauces para engullir a la mujer encadenada a las rocas Perseo, todavía a lomos de su corcel, colisionó frontalmente con el animal.

Ambos salieron despedidos en dirección contraria y todavía aturdidos comenzaron a luchar. En el choque el héroe Perseo había perdido el yelmo de Hades y ahora ya podía ser visto. Las armas de los dioses no parecía suficientes y la batalla se definía en desigual enfrentamiento. Atenea que contemplaba la batalla desde las alturas le grita a Perseo.

  • – Lo que en su tiempo pudo ser tu muerte, ahora te dará la vida y te hará vencedor.

Perseo no llegaba a comprender que le quería decir la diosa de las diosas. Entonces cayó en la cuenta, tenía la victoria en sus propias manos. Abrió el zurrón mágico donde guardara la cabeza de la Medusa, volvió su cabeza para evitar el contacto visual y la sacó sosteniéndola de su larga melena. Entonces puso frente a frente los ojos de Medusa y de la bestia que inmediatamente quedó convertida en piedra.

perseoyandromedaDe pronto, se hizo el silencio. La calma que a la tempestad sigue y al fin ese sonido armónico de auxilio se torna en sollozo, lamento contenido, llanto de dicha herida.

El héroe Perseo guardó la cabeza de Medusa, tomo tierra valiéndose de sus sandalias aladas justo a ras de esa voz que allí le había llevado. Frente a él, una mujer encadenada a una roca por las muñecas asida y presa. Las cadenas sostenían con dureza los brazos completamente estirados hacia arriba. Con suaves gasas vestida, descalza sobre las rocas y su larga melena caía por su descolgada cabeza cubriendo su rostro. Un hondo suspiro para recuperar el aliento y la dama la cabeza eleva.

Entonces sus miradas se clavan, se funden y no pueden dejar de ser instante de amor pleno. Veloz Perseo y a golpe de la hoz de Hermes revienta las cadenas y libera a la bella dama. La recoge entre sus abrazos, salvándola del desmayo, la ase fuerte, protector… es su héroe, su salvador y ahora su dueño.

De no ser por la necesidad de recuperar el aliento nunca hubiera osado sin permiso de una mujer besar unos labios, los más tiernos y vírgenes jamás saboreados. Un atrevimiento que sin duda salvó su vida llenando de oxígeno sus pulmones y trayendo de nuevo a su existencia a la bellísima Andrómeda.

Tras el largo beso los dos cayeron en la arena de la playa y se fundieron en un largo y reparador sueño. Al despertar, despacito entre caricias y arrumacos pudieron contemplar frente a ellos y en medio del mar la escultura de piedra de Cetus, la perdedora de la batalla que pagó con su vida la lucha.

  • – Bella dama, ¿cómo os llamáis?
  • – Andrómeda, me llaman.
  • – ¿Quién os hizo presa? ¿Quién osó poner tal belleza para ser devorada en las fauces de tal bestia que ahora contemplamos pétrea? ¡Gracias a los dioses!_gritaba Perseo mientras levantaba la hoz en alto.
  • – El Oráculo de Omán habló a mis padres. Solo mi sacrificio salvaría a mi pueblo del diluvio enviado por Posidón. Sus hijas, las ninfas del mar pidieron el castigo a mi pueblo por la arrogancia de mi madre que decía ser la más la bella, incluso más que ellas. Ahora lo veo claro. Tras asolar mis tierras de Filistia solo mi sacrificio ante este monstruo marino podría salvarles. Y aún osáis gritar un ¡Gracias a los dioses!, cuando ha sido la propia deidad de las aguas por la que casi muero.
  • – Amada Andrómeda. Yo, Perseo te digo que los dioses nos sonríen y que no es todo cómo parece. Mi hazaña será contada también desde los designios de un oráculo. En tiempos atrás, Acrisio, rey de Argos tomó como esposa a Aganipe, del fruto de su amor nació mi madre Dánae. Y fue mi abuelo que consultó al oráculo que habría de hacer para procrear hijo varón. Este contestó “No tendrás hijos, y tu nieto te matará”. Fue entonces que el rey, mi abuelo hoy por hoy, por temor a que se cumpliera esa profecía encarceló a mi madre en una celda con puertas de bronce bien custodiada por terribles perros salvajes para evitar que engendrara barón que acabara con su vida.
  • – Fue el dios de dioses, Zeus que cayó prendado de la belleza de mi madre e hizo que me engendrara mandando una lluvia de oro que la cubrió de la cabeza a los pies. El mismo día de mi nacimiento, Acrisio encolerizado y aterrado porque el cruel destino dictado por el oráculo me encerró con mi madre en un baúl y nos lanzó al mar a la deriva.

El destino quiso que fuéramos a dar a la isla de Sérifos sanos y salvos, un pescador nos halló y el mismísimo rey de la isla llamado Polidectes nos hizo sus huéspedes y me ha aceptado en su casa como si fuera su propio hijo y como tal vengo de conseguirle el mejor regalo para su boda con Hipodamia, hija de Pélope. Desposeído de todo mi patrimonio y bienes me ofrecieron la oportunidad de cumplir un épica misión: lograr “la cabeza de la Gorgona Medusa”. La misma que corté de una vez con la Hoz de Hermes y que de vuelta a casa ha salvado a mi bella amada. ¡Loados sean los dioses! Ellos me dotaron de todas las armas que han logrado el éxito de esta gran empresa.

  • – ¡Oh Perseo!, hijo de un dios y una mortal, tu eres mi héroe y me habrás de desposar al llegar a Filistia, ya que mis padres, Cefeo y Casiopea así lo han comprometido a aquel que mi vida salvara. ¡Eres mi bien amado héroe!. ¿Me tomarás como esposa?.
  • – ¡Partamos pues hacia tu destino que desde este instante es el mío!.

Perseo tomo en brazos a Andrómeda. Suspendido por sus sandalias mágicas subió a lomos de Pegasus que loco de contento batió sus alas con los amantes subidos a su lomo que se perdían en besos de amor eterno mientras el trayecto.

Llegaron al amanecer del día siguiente y encontraron la isla y sus habitantes aún entre sueños de Morfeo. Perseo, en la mano diestra portaba el zurrón mágico con la cabeza de Medusa y en la siniestra, la del corazón, a su amada Andrómeda. Nervioso y con ganas de contar la buenas nuevas a su madre, ¡cuál no fue su sorpresa!. Tras mucho buscar por la isla la encontró escondida en un templo. Su misión, no era un regalo de boda, era el plan urdido por Polidectes para quitarse de en medio al molesto hijo de la que en verdad pretendía poseer: Dánae.

Al comprender el engaño, abrazó a su madre que lloraba desconsolada y le decía que Polidectes quería obligarla a casarse con él, y… que tras negarse se vio obligada a guarecerse al amparo del templo. Perseo montó en cólera, dejó a Andrómeda con su madre a buen recaudo y tomando el zurrón con la cabeza de Medusa cumplió venganza convirtiendo en piedra a todo cortesano que encontraba a su paso en el palacio real y hasta al propio Rey del cual sufrió el escarnio.

El pueblo viéndose libre del tirano quisieron nombrar al héroe rey de Sérifos, pero no aceptó poniendo en su lugar al pescador que salvó a su madre y el mismo cuando llegaran encerrados en el baúl a la isla.

De la misma manera acabó la madre de Andrómeda, Casiopea. Que habiendo prometido entregar a su hija en matrimonio a aquel que la salvara no cumplió su promesa. Perseo, acabó con su vida convirtiéndola en piedra a ella y todos los que trataban de impedir consumar su unión.

Las bodas de Perseo y Andrómeda se celebraron cual ceremonia real, un semidios y una mortal unían sus vidas para siempre. El héroe, como se nombrara a los semidioses poseía parte de las cualidades divinas de su dios padre Zeus; fortaleza y energía extraordinarias, podía cruzar el umbral de la vida y la muerte y así regresar sin daño. Y así de esta guisa regresa Perseo y Andrómeda a Grecia.

Y fue que el destino habría de cumplirse hasta el final y estando Perseo compitiendo en unos Juegos en la disciplina de atletismo, lanzó el disco. El hado quiso que la premonición del Oráculo culminará en verdad. El proyectil tomó de pronto una trayectoria incomprensible y acabó entre el público hiriendo de muerte a Acriso, el padre de su madre, su abuelo. El oráculo acertó de pleno: “No tendrás hijos, y tu nieto te matará”.

Y así está escrito en las estrellas, que Zeus, padre de Perseo, colocó en el cielo en forma también de constelación a Cefeo y Casiopea por su traición y su arrogancia. Y fue, Posidón que puso la imagen de la reina de tal manera, que según la estación al derecho o revés se la viera; ridiculizando así a aquella que había osado creerse más bella que las Nereidas.

Las constelaciones de Perseo y Andrómeda juntas en el cielo pegadas al fiel Pegaso, querido amigo alado. También ordenó la diosa Atenea que el monstruo marino Cetus, convertido en piedra, estuviera allí para servir de lección a los mortales que la adversidad en dicha se convierte, que nada es nunca lo que parece.

Y también quisieron los dioses crear un espectáculo de luces, cometas y estrellas; y lo llamaron la “Gran noche de las Perseidas”. Así todos los años al mediar el solsticio de verano el vuelo fugaz de las Perseidas alumbra la oscuridad de la noche con sus estelas de polvo mágico estelar para celebrar esta brillante historia de primer amor que permanecerá eternamente escrita en el Universo.

perseo_casiopea_constelaciones

DIA 2041: La historia del primer amor de Dani… ¿Te vienes conmigo?


Desde pequeñito he sido un chaval “muy especial” eso me decía siempre mi mamá. Según los médicos sufro de una enfermedad rara que hace que mi vida sea distinta a los demás, pero en realidad me quedo con lo que cuenta de mi mami a todo el mundo. Vamos, lo que ya os he contado que soy “super especial”.

floresFijaros si soy maravilloso que he salido un montón de veces en la tele, en la radio, en los periódicos, hasta hay un programa de radio que se llama “tengo1proposito” que dicen que soy un “héroe” y ejemplo de otros niños que sufren el Síndrome de Morquio como yo.

Qué, ¿por qué?. Muy fácil. Mi mamá, que es una gran luchadora, logró que una farmacéutica me regalase un tratamiento experimental para que me encuentre mejor, para que la enfermedad no siga avanzando, para que los síntomas sean más llevaderos. En fin, que ya teníamos el tratamiento y… resulta que ningún hospital de Madrid me lo quería administrar.

Ahí fue cuando mi mamá dijo algo así: “me lío la manta a la cabeza”. Empezó a movilizar a la opinión pública poniendo una petición en change.org. Todos los vecinos de mi barrio se pusieron a firmar y cuando teníamos miles de miles de apoyos llegó la tele. Entonces, ¡si que lió gorda!. No paraban de sacarme en todos lados… hasta en los telediarios de La Sexta, Antena 3, Tele 5… vamos que me he hecho “famoso”. También me llamaban de las radios para hacerme entrevistas y la noticia salió en muchos diarios de tirada nacional.

Pero, lo que provocó que al fin me empezasen a suministrar el medicamento “mágico” fue la creación de un grupo en Facebook, mi lema: ¡hasta el final, chaval!. ¡Madre mía! la gente se volvió loca mostrando su apoyo, y por fin lo llevaron a un pleno municipal de mi localidad y… se aprobó. Y los políticos hablaron con el hospital y al final accedieron a ponerme el medicamento. Mi mamá decía que era porque estaban “cerca unas elecciones”. ¡Da igual!. El caso es que lo conseguimos y a mi me están poniendo la medicina.

Y os preguntaréis qué hago yo contando mi historia en un blog de amor. De primeros amores, además. Pues, porque yo tengo también mi primer amor y este verano mientras estaba de vacaciones en la playa he decidido “sincerarme” con la chica más guapa del Universo. Bueno, no es solo que sea guapa, es que la conozco desde el cole. Ella siempre ha estado a mi lado. ¡Apoyándome!.

Lo que no os había confesado es que en el cole al principio esto de que fuera “especial” no se lo tomaban del todo muy bien. Me hacían burlas, y a veces se reían de mi. No duró mucho la cosa, porque cuando se lo conté a mi mamá se ocupó de explicarles a todos que yo era como los demás, solo que por mi enfermedad de vez en cuando tenía que ir al quirófano, muchas veces al médico a revisiones, a los medios de comunicación a contar mi historia… pero por lo demás les dejó muy claro mi condición.

Pero a mi amor, mi primer amor, mi mami no tuvo que explicarle nada de esto. Ella siempre se sentaba a mi lado en clase, compartía mi bocadillo de Nocilla en los recreos, y me ayudaba mucho con los deberes en casa por las tardes… hasta incluso alguna vez me acompañaba al médico para saber de primera mano cómo iban las cosas.

Por eso este verano me armé de valor y me he decidido a decirle mi verdad: “que estoy enamorada de ella”. Y bueno… ahí ando, encontrándome bien “a ratos” porque no se si os he contado que mi mamá se puso muy malita y ya no está entre nosotros. La echo mucho de menos y mi chica me ayuda mucho a tener algunos “ratos maravillosos” para ir llevando esto como puedo. Ella es mi primer y único amor.

Tan solo la he dicho: ¿te vienes conmigo? Ahora, deshojo una margarita: “Si me quiere, no me quiere, si me quiere, no me quiere, si me quiere…”

DIA 2023: No, no, no…no puede ser con 45 años… ¿¡No se puede sentir lo mismo que la primera vez!?


Acercándose a la mitad de su probable existencia no podía ser que las mariposas volvieran a punzar sus entrañas delicadamente. Ni que decir tiene de los escalofríos de arriba abajo y de abajo a arriba de poro en poro… hasta traspasando su piel para llegar a sus venas.

dia2023okQue me pone muy romántica este tío ya pasada mi cuarentena y el entrando en su ¿cincuentena?… Que no puede ser… se repetía una otra y otra vez. Que ni se había enterado de los años que tenía, que ni sabía de si estaba soltero, si estaba casado, ¿divorciado?. Que tan solo sabía que conectaba, que con él, el tiempo pasaba corre que te corre y vuela. Que a su lado se sentía, serena.

No había necesidad de mirar si había escrito un WhatsApp porque siempre estaban cuando tenían que ser y eran. ¿Llamadas? ni perdidas, ni esperadas… siempre a tiempo, las imprescindibles y necesarias. No más. Sin ansiedad, con templanza, sin esperar, sin pedir, sin preguntar. Tan solo, ¡disfrutar! y sentirse, plena.

Recordado su primera vez aún se sonrojan sus mejillas… ¡si!. Fue tan solo un fugaz beso en los labios, casi de refilón, muy de soslayo…. y corriendo escaleras abajo… cual Cenicienta perdiendo el zapato. Las escaleras del metro de Callao una a una y despacio, pero a toda prisa, y sin mirar atrás. Por si acaso…

Y su segunda cita, una cena, entera y verdadera. Sin parar de charlar de viajes, de sueños, de proyectos, de deseos incontrolados. Y de nuevo el reloj marca la salida del último tren del suburbano. Precipitada despedida endulzada con otro beso en los labios, más consciente, más duradero, pero a la vez fugaz, cual eterno.

Y al fin en el esperado tercer encuentro el “conjuro de la queimada”. Viendo el aguardiente, el azúcar, el limón, la naranja y los granos del café rodar y rodar… con la esperanza que tras el relato mágico algo se podrá desear. Y así, todavía hoy en día, oye retumbar…

“Mouchos, coruxas, sapos e bruxas.
Demos, trasgos e diaños, espritos das nevoadas veigas.
Corvos, pintigas e meigas, feitizos das menciñeiras.
Podres cañotas furadas fogar dos vermes e alimañas.
Lume das Santas Compañas, mal de ollo, negros meigallos,
cheiro dos mortos, tronos e raios…”

Resonar en su alma, en sus sueños de apasionada doliente del amor. ¿Por qué siempre me pasará igual? Pero, esta vez no es lo mismo. Se repite una y otra vez.

Es como un algo que se disfruta cuando está y cuando no, también. Pero, de distinta manera (se repite a sí misma, sin necesidad). Con esa espera de si llega bien y sino será por sorpresa. Ilusionándose con cada encuentro, pero de no  pasar… pues… sin problema, porque es que nunca no ha pasado.

Sin planear, todo parece como planificado. Y ella, se asusta, el le dijo que era hombre casado, un día, así… sin más… entre confesión y confesión. Y… ¿qué? pues nada. Nada pasa, nada ocurre. Ella, sabe que en cada instante, cada minuto, cada beso, cada caricia cuando está con él… esos… son para ella. Y nadie más. Que importa si hay otra o no, que importa. ¡Qué más da!, si cada uno conserva su espacio, su lugar, su corazón, su tierra, su espada, su alma su lucha, su amor, su guerra.

Porque ambos son pájaros atrapados en la sinrazón de un mundo en el que les han obligado a entender y caminar sin pudor en aquello que les aterra, que les sonroja sus mejillas, que sus poros altera… que sus pupilas dilata, que sus almas entierra. El dice que ella es un oasis en su ocupado mundo y a ella eso le basta.

Y de nuevo se empeñan una vez más y hasta tres sus intentos por disimular esa vergüenza. Esa, que aflora en cada nuevo encuentro… al final, en cada vez primera.

 

 

El poder de tu sonrisa. Cumpliendo voluntades del más allá


Veinticuatro horas antes de morir mi padre tras la máscarilla de oxígeno, monitorizado ya, a punto de serle inducido el coma me encarga escribir “El Libro”. Con las anotaciones que había hecho durante los 41 días que sobrevivió tras el diagnóstico del cáncer comienzo a escribir sin pensar.

Y… aparecen las señales…

ok_papayyo

La primera, un corazón de piedras a medio construir en su playa. Después, como por arte de magia, una foto de sus píes en mi fan page en Facebook..  FootPhoto Y para cerrar el círculo de vida un mensaje en la arena de la playa de mamá y un video en Magisto.
A través de las señales, los viajes a su playa de Chilches y otros muchos sucesos resuelvo cómo ha hecho mi padre para llevar una vida plena de felicidad. Descubro que con “el poder de su sonrisa” consigue todo aquello que se propone.
En este ensayo recorro todos los rincones que se esconden tras la muerte cercana y la vida eterna. Este libro es el regalo de cumpleños a los 70 años de vida de mi padre.
¡Que no daría yo por ver de nuevo su sonrisa!.
Eva Robles

Aquí podéis adquirir el libro que he dedicado a la memoria de papá:
https://www.amazon.es/El-poder-sonrisa-Cumpliendo-voluntades-ebook/dp/B01HR71ZRK/ref=sr_1_2?ie=UTF8&qid=1467355110&sr=8-2&keywords=el+poder+de+tu+sonrisa

Gracias Guillen Clos!


  • Me permito la licencia de compartir con vosotros la entrada de Guillen Clos en su muro de Facebook, y que ha compartido en el mío. Es tan bello el poema que se me antojo para este blog de amor. “Y si fuera, él”. ¡Que lo disfrutéis! y gracias Gillen Clos por compartir palabras tan bellas.

    … BUON GIOVEDÌ TUTTI

    Hoy desperté
    y esa melodía aún
    .. dentro de mi estaba

    Mi musa siempre serás
    inspirarme , solo tú haras

    Intento volver a dormir
    y en mis sueños
    volverte a tener , espero

    Mis manos , solo ellas te buscaran
    y tú cuerpo
    una y otra vez , acariciaran

    Huelo mis almohadas
    impregnada de tí
    ellas están

    Mi cuerpo te recuerda
    y en silencio te susurran
    una y otra vez
    esa , nuestra melodia
    que nunca , nunca

    …Olvidare. ……

    Guillem Clos

    paraelblog_GuillenClos

DIA 1959: Y era ella… la que pensaba que le amaba


Y es ella la que espera su llamada

Y es ella la que mira el WhatsApp y nada…

Y es él que está “online” y ya no le cuenta nada…

 

Se van a cumplir las 72 horas y ya nada.

Se corta la comunicación y queda el silencio.

Un silencio que lo dice todo y dice nada.

 

Y es ella la que espera y el ya no habla

Y es ella la que sabe que era demasiado perfecto, ¡¿demasiado ilusionada!?

Andaba demasiado ilusionada estas tres últimas semanas y ahora 72 horas desilusionada.

 

Y son ya tres días de un nada.

Y pasa de repente, como todo en la vida, como el dolor en el alma

Desilusionada.

 

Después de tres semanas de un ¡Buenos Días! de mañana y…

Un ¡Buenas Noches! antes de abrazar la almohada.

Y de pronto… nada.

 

Tres semanas compartiendo vidas, contando estados, sentimientos y hazañas.

Dándose ánimos por todo y ahora por nada.

Y es ella la que escribe en su blog desesperada ¿a qué jugaba?

Porque es ella la que sigue mirando el WhatsApp y el teléfono ¡Ay! si sonara…

 

Y se pregunta tras 72 horas de nada… ¿y si ahora le llama?

Pues, ya nada.

Andaba desilusionada.

 

Y quizás fue algo “tan estúpido” pensar que le amaba:

DIA 1936: respeto


Y me pide permiso para darme un beso, tan solo me ha de besar si lo veo apropiado me dice… y pronuncia la palabra sagrada, al menos para mi porque viene de mi padre.

Y me enciende la luna para mi y me trae un sol de encuentro.

un tronco de árbol sesgado con forma de corazón
corazón de árbol

Las palabras fluyen solas desde mi pluma, ¿será porqué es él?, me pregunto.

Y busco entre mis recuerdos una emoción, así, ¡tan grande!, ¡tan magestuosa!, ¡tan hermosa!, ¡tan plena! tan llena de dicha… y no la encuentro.

Y pregunto a mi yo consciente, a mi inconsciente que me responden serenos, que yo lo creí eterno.

Creí innagotable el sentir este gesto, me pensé que ira inmortal y el vacío de la angustía que me perseguía antaño se desvanece.

 

 

Y de la ansiedad nerviosa por conocerle y que todavía no le he tocado y ya le siento. Porque he encontrado en sus palabras un aliento de vida nuevo.

Que con su llamada me ha bastado para ver que cuando la vida quiere te regala un universo.

Y no puedo por más que recibir desde el respeto. Y pronuncio de nuevo la palabra sagrada, al menos para mi porque viene del padre, y es: respeto.

Porque presiento que viene a llenar mis días de caricias, besos y flores, de abrazos de corazón en el lecho.

Día 1873: San Valentín, el santo del amor


Por fin llegaba su momento, el 14 de febrero se uniría al hombre que daba sentido a su vida. El mismísimo sacerdote San Valentín obraría el milagro. Desde que el emperador Claudio II prohibía el matrimonio entre sus jóvenes soldados su relación se había convertido en un suplicio. De hecho la joven pareja se amaba en secreto para no levantar sospechas o que Augusto fuera mandado a galeras poniendo en riesgo su vida.

imageCorría el año 270, en plena efervescencia del imperio romano, que cuidaba que sus ejércitos se mantuviesen en plena forma en harás a continuar sus conquistas. Los más jóvenes, valerosos y fornidos soldados no podían casarse para así mantenerles más efectivos y sin ningún tipo de vínculo familiar ser más efectivos.

Eurídice se sentía muy nerviosa desde que su amado Augusto la dijera que fuera como fuese iban a contraer matrimonio. Ya todo estaba acordado y al atardecer del 14 de febrero su unión “para siempre” se haría realidad y ese día había llegado.

La noche anterior a la boda secreta los amantes se encontraron en el lugar de siempre en el jardín de los almendros y planearon como sería su encuentro del dno ía siguiente, el principio de una una nueva vida los dos juntos. Quedaron en encontrarse en la catacumba donde San Valentín llevaba a cabo las uniones clandestinas. Se despidieron con un caluroso beso y se prometieron el uno al otro que esta sería la última noche que durmieran en camas distintas.

Despiertos cada uno en su hogar al levantarse se asearon, vistieron y prepararon para empezar una nueva vida. Y así llegó la caída del sol que era cuando estaba acordada la cita con el sacerdote y… justo cuando Eurídice cruzaba el umbral de su casa para ir al encuentro de su amado, este irrumpió en la casa.

– Querida, amada, mi vida. San Valentín ha sido apresado y será ejecutado por no renunciar al cristianismo y por la celebración de las bodas clandestinas. El oficial Astemius le apresó en nombre del emperador Claudio II y a pesar de obrar un milagro y devolverle la vista a su hija Julia ha sido juzgado y será ejecutado hoy mismo.
– No puede ser el prestigioso y amado San Valentín será martirizado y ejecutado.
– Y será hoy mismo, hoy 14 de febrero del año 270.

 

Asi cuenta la leyenda por eso cada 14 de febrero celebramos el día de los enamorados. en honor de San Valentín, el médico que se hizo sacerdote para casar a los soldados romanos ha pesar de Star prohibido por el emperador Claudio II. Ha sido considerado como uno de los tres santos mártires romanos del siglo III de existencia discutida, que vivieron en la antigua Roma. Parece ser que el emperador ordenó decapitarlo el 14 de marzo de 270. Muy venerado en la diócesis de Jumièges, Francia, donde se encuentran los restos del cuerpo conservados en la basílica homónima y donde este día es la Fiesta Patronal.
Su fiesta fue declarada por primera vez alrededor del año 498 por el Papa Gelasio I.

image