SONRÍO a la vida para que ME sonría a MI


Sonrío a todas las PERSONAS que me cruzo por la vida, aunque no les conozco… son mis compañeros de CAMINO…

Sonrío a mi FAMILIA, sea cual sea que haya elegido… SON los DEPOSITARIOS de mi LEGADO, de mi HERENCIA VITAL, consagran lo que mis ANCESTROS me traen para APRENDIZAJE.

Sonrío a los árboles, ellos me dan el OXIGENO que respiro…

Sonrío al AGUA que hidrata mis células, mi cerebro, mi cuerpo, mi organismo…

Sonrío a los ALIMENTOS que nutren mis células, mis moléculas, mis órganos, mi organismo…

Sonrío a los ANIMALES, ellos me dan compañía y me alimentan…

Sonrío a las FLORES, ellas me dan color y aroma a mis escenarios vitales…

Sonrío a los PÁJAROS que ponen bellas melodías a mi deambular en la vida…

Sonrío a mi ENEMIGO, él, me trae la lección que estoy deseando aprender…

Sonrío a los FRACASOS, ellos me enseñan a no volver a equivocarme…

Sonrío a mis MIEDOS, ellos me enseñan a vencer todas las barreras que pone mi mente.

Sonrío al DOLOR que me CUENTA que algo va MAL en mi INTERIOR…

Sonrío a las LAGRIMAS que recorren mis mejillas, ellas me dan el DESAHOGO que necesito…

Sonrío a las MONTAÑAS, los RÍOS, los LAGOS, los OCÉANOS, las SELVAS, las PRADERAS… ellos me regalan el paisaje perfecto para INSPIRAR mi IMAGINACIÓN.

Sonrío al AMOR, que es el motor de mi ALMA de SER HUMANO.

Sonrío a las ESTRELLAS y la LUNA que mecen mi SUEÑO REPARADOR y alientan mis ILUSIONES para el nuevo DÍA.

Sonrío el AQUÍ, el AHORA y a MI , es lo único que de VERDAD existe.

Sonrío al AMANECER que me trae tan distintos escenarios para BAILAR con la VIDA, ese nuevo SOL o NUBES o NEBLINA o TORMENTAS o NIEBLA o VIENTOS HURACANADOS o un TSUNAMI o un TERREMOTO.

Sonrío a la MÚSICA que cataliza mis emociones y me ayuda a recuperar, la CALMA, el SOSIEGO, el RITMO, la FUERZA, la VIBRACIÓN ÓPTIMA, el AMOR, el SENTIMIENTO, el CALOR, el FRÍO, el RECUERDO, la NOSTALGIA, el MOVIMIENTO, la ENTRADA en ACCIÓN…

Sonrío al ATARDECER que me trae el tiempo de MEDITAR mi AYER de HOY ¡qué sabrosas LECCIONES! de APRENDER.
Y ANTES DE IRME A DORMIR Y AL DESPERTAR TAMBIÉN…

Miro a ese SER MARAVILLOSO que se refleja en el ESPEJO y le digo lo SER HUMANO que es, lo bello que se ve, lo que le quiero, lo que le cuido, lo que me enseña y le lanzo un BESO. Después me regalo un ABRAZO a mi misma..

#DESPIERTO #MEABRAZOALAVIDA #MEREGALOUNASONRISA #APRENDOENMISMA #TENGOAMORINCONDICIONAL

#DESPIERTA #ABRAZATEALAVIDA #REGALATEUNASONRISA #APRENDENTIMISMO #TIENESAMORINCONDICIONAL

Eva Robles. Entrenadora de Sonrisas

@evaroblesspain

ER_byVictorCucart

Anuncios

Aprovecha la Semana Santa para renovar tu vida, con el fluir de la primavera


Las celebraciones de Semana Santa no pertenecen en exclusiva a los cristianos. ¿Se han preguntado alguna vez sobre su origen más allá de la Pasión de Cristo?

La Iglesia aprovechó el tirón de las celebraciones paganas de bienvenida a la primavera, más concretamente el llamado equinoccio, para colocar la Semana Santa, al igual que harían con la Navidad y la fecha de nacimiento de Jesucristo, que ya les conté en otro artículo anterior.

Concretamente desde el año 325 que se celebra el Concilio de Nice se decide celebrar la Pascua de Resurrección después de la primera luna llena siguiente al equinoccio de primavera, por eso siempre la fecha varia de una Semana Santa a otra y así de año en año. Esto resumido en un párrafo llevó varios siglos de controversias y discusiones.

Así, la luna llena se convierte en protagonista del milagro de la Resurrección, tal y como cuentan los evangelios que brillaba al expirar Jesucristo. Este año la luna llena es la noche del 31 de marzo, y justo el 1 de abril será el Domingo de Pascua.

Creamos o no en el sacrificio, pasión, muerte y resurrección de Cristo, les invito a reflexionar sobre las tradiciones, celebraciones, ritos y leyendas que preceden a este suceso en la historia de nuestra humanidad. Recojamos lo que nos aporta y sirve para sumar de ancestrales culturas. Celebremos que las horas de sol aumentan, que tenemos más energía diurna. Que podemos salir del recogimiento del invierno, a la alegría de la primavera.

Aquí podrás leer el artículo completo en Diario 16

primavera

“Todos en Libertad fm” con Eva Robles


A partir del lunes 29 de enero me tendréis a vuestra disposición en “Todos en libertad”, el magazine matinal de libertad fm en el 107.0 fm y libertadfm.es online directo o con los podcast a la carta.

Llamadme al micro abierto. Dedica una canción, denuncia un problema, cuenta un chiste, comparte tu emoción… La SOLUCIÓN…. “Todos en Libertad”
Llama en directo de lunes a viernes, de 9:30 a 13 horas al 91 578 42 74 o por email a: matinal@libertadfm.es

OS ESTOY ESPERANDO EN:
https://libertadfm.es/2017/10/23/todos-en-libertad/

Tuitea, postea o publica en insta con nuestro usuario: @libertadFMradio Prometemos Retuit al hashtag #todosenlibertadfm
Libertadfm.es …

¡Todos compartiendo en libertad!

evarobles_todosenlibertad

El Sol Invictus de la Navidad anuncia el cambio de consciencia


Egipcios, aztecas, incas, romanos, germanos, escandinavos… celebraban antes de la llegada de Jesucristo este 25 de diciembre el cenit del solsticio.

La Navidad es a buen seguro la fiesta cristiana más popular, aunque el concepto actual se ha paganizado bastante, la sociedad de consumo ha arrasado con el verdadero sentir de la “Nativitas”. ¿Será porque en su origen era una fiesta pagana?

La celebración del 25 de diciembre en diversas civilizaciones de la antigüedad se vincula directamente con el nacimiento del solsticio de invierno. Es el sol Invictus o el invencible dios Sol el protagonista venerado por el Imperio romano, que lo toma de los pueblos conquistados.

La luz del sol comienza a crecer en presencia tras el solsticio de invierno, a partir del día 21, llegando a su cenit el 25 de diciembre. Todo el Imperio aclamaba en este periodo el “renacimiento del sol” en grandes Festivales. Las Fiestas de Brumalia y Saturnalia, se celebraban durante siete días, en honor al dios de la semilla y al del vino. Se comía, se bailaba, se cantaba… se bebía en exceso, algo parecido a lo que hacemos ahora en estas fechas.

Click aquí para continuar leyendo…

belen_mensajerosdelapaz_2017

Dolores de Lara Díaz-Mayormo, la fotógrafa de las estrellas


Te imagino Dolores disparando con tu cámara en el cielo a todas las estrellas del universo. ¡Qué triste noticia! Tú que lo dabas todo… Te recuerdo en los eventos cuando me decías: ¡Ponte, mi niña! Que te hago una foto… Y yo te contestaba: “Pero, si yo no soy la famosa”. Y siempre me decías: “Pero, eres muy bella y te quiero en mi objetivo”.

Dolores me enseñó a posar, a mostrar mi mejor lado, pero no solo el fotogénico, sino el del corazón, el de dentro, el del alma. Recuerdo un día que nos encontramos por Fitur, jamás lo podré olvidar. Andaba yo un poco regular de “curro” y me dijo. “No te preocupes, cuando una puerta se cierra es porque una nueva maravillosa y más grande se te va a abrir”, ¡sigue! ¡no te pares! ¡tú, vales mucho! Se me saltan las lágrimas al recordarlo.

Dolores de Lara llevaba con la cámara “por montera” desde los 15 años. Una carrera plagada de éxitos, ligada al mundo taurino y monárquico. Sus fotografías las hemos visto en las campañas publicitarias de La Casera, Nestlé o Foto Cine Abadía. Otros, la conocerán porque acompañaba en la gráfica a María Eugenia Yagüe en sus columnas en “El Mundo”, y también publicaba en otros diarios como “ABC” o “La Voz Libre” y en las revistas “¡Hola!”, “Semana” o “Gala”.

Dolores de Lara Díaz-Mayordomo, junto a su marido también fotógrafo: Juan Campos, se nos fueron un 26 de noviembre en un accidente de tráfico en la Autovía A-43 en el término municipal de Manzanares (Ciudad Real). Este miércoles el Padre Ángel, fundador y presidente de Mensajeros de La Paz, homenajeaba su memoria. Dolores y Juan, Juan y Dolores siempre juntos hasta el final.

La iglesia de San Antón, donde se celebró el responso, rebosaba tristeza, dolor y recuerdos. El evento nos recordaba cómo vivió la vida nuestra querida Dolores y su adorado Juan. Siempre con la sonrisa a cuestas y la cámara por Montera. Siempre que coincidía con Dolores me preguntaba, ¿cómo hace esta mujer para estar en todos sitios a la vez? Pero, lo que más admiro en ella, es el don que tenía para empatizar con la gente buena, ¡la de verdad!

Continúa…

Artículo completo en la Tribuna de la Entrenadora de Sonrisas

Dolores y Juan_ In Memoriam.jpg

La Flor Dulce de Navidad de Irene Villa favorece a Fundación Prodis


Al ponerme a escribir la columna dudaba si hablar de la Constitución, por eso de la celebración del día 6, o tocar temas de este finde: El Día Internacional contra la Corrupción, Día Internacional de la Radio y la Televisión a favor de la Infancia y Día de los Derechos Humanos. Lo tengo claro, hablo sobre “La Flor Dulce de Navidad” que me inspira estos grandes temas por alusión.

Irene Villa, desde su Fundación, crea este dulce hace cuatros años, con el firme propósito de recaudar fondos y concienciar a la sociedad sobre la inclusión socio-laboral de personas con cualquier discapacidad. Cada año favorece a una organización.

El 11 de diciembre y hasta Nochebuena todos tenemos la oportunidad de endulzar nuestras vidas y las de aquellos que tanto lo necesitan con la gran idea de Irene Villa. Es un proyecto maravilloso en todos los sentidos porque como dice Irene: “En Reyes el roscón, pero en Navidad ¿qué podemos llevar a casa para compartir en familia?

Continúa en Diario 16, en la Tribuna de la Entrenadora de Sonrisas

La Flor Dulce de Navidad de Irene Villa

irenevilla_evarobles_flordulcedenavidad2

A propósito del diario de un dolor de Mariauxi


De lo que es capaz de hacer una mujer por amor, solo ella lo sabe. Mariauxi González Guzmán trata de reflejarlo en una historia que se desarrolla en Israel. La cultura y la religión de este lugar influye en la vida de dos amantes. Una perdedora triunfante, un vencedor abandonado.

La clave, dos personas desnudas ante la vida. La esperanza, su asidero a lo único que no han perdido. El dolor, el único verdadero amor.

Todo queda atrás envuelto en una neblina prosaica y desatada plácidamente entre soledad, dudas, incertidumbre, mentiras y desengaño. Del amor al odio hay un paso, que dicen. Tan solo queda la indiferencia, el único destino viable para sobrevivir.

Esta española de sangre canaria, nacida en Caracas, residente en Madrid, escribe desde 2002, guiada por su licenciatura en Comunicación Social. Nueve títulos amparan su pluma veloz y onírica ambientada en la fantasía y la ciencia ficción.

Estos versos que corroen las mariposas de la ilusión primera; me retuercen las entrañas:

“Te extraño tanto amor, cómo me duele el alma,

no puedo soportar estar lejos de tu piel,

no sé qué pasó, no lo sé… ni lo sabré nunca.

Busco y busco respuestas y nada, si te pudiera traer con el pensamiento.

Continúa en…

La Tribuna de un entrenadora de sonrisas en Diario 16

mariauxi_evarobles

Un nuevo modelo social para acabar con el feminicidio


Hablo de feminicidio porque a día de hoy  la primera causa de muerte en mujeres es la violencia de género según un último informe de Naciones Unidas. Este estudio realizado en mujeres entre 15 y 44 años de todo el mundo, pone el maltrato, por delante de muertes provocadas por cáncer, accidentes de tráfico o guerras.

Llamemos a las cosas por su nombre. Feminicidio, según la definición de la Real Academia, es “el asesinato de una mujer por razón de su sexo”. Nos es un término inventado antes de ayer, sino que tiene su origen etimológico en el latín “femĭna” mujer, “caedere” matar/cortar y el sufijo “-io” acto resultante.

¡Atención! Porque siete de cada 10 mujeres en nuestro planeta tierra sufrirá violencia física, psicológica, afectiva, emocional o sexual, en algún momento de su vida, según Intermón Oxfam.

Continúa en…

La Tribuna de una entrenadora de sonrisas en Diario 16

Cartel-notecortes-70x100

Eva Robles, entrena sonrisas en Diario 16


Es la buena noticia del día, de mi primera columna de opinión en Diario 16. Es hora de empezar a vivir. ¡Sí, señores! De sentir y pensar menos. De ocuparse y no pre-ocuparse. De llevar a la acción nuestros propósitos. De poner en marcha nuestros sueños.

El cambio de vida empieza en cada uno de nosotros, en labrar nuestro camino en responsabilidad, en respeto y cuidado hacia uno mismo. Recuerdo una ponencia de Richard Vaughan, en la que nos recordaba a los asistentes que “en caso de despresurización de la cabina, han de ponerse la máscara de oxígeno… primero, ¡ustedes!, después al resto, su bebé que viaja a su lado, su madre, su padre, su mejor amigo, su prójimo”.

Primero, yo. Después, los demás. Si yo no estoy bien no podré ayudarles. Bajo esta premisa, todo es posible. Solo tenemos una responsabilidad como seres humanos y es cuidarnos a nosotros mismos primero, para así poder impulsar al resto de nuestros congéneres.

Ha llegado el momento de empezar a vivir, desde este mismo instante. Yo hace mucho tiempo que dejé de quejarme cuando las cosas iban mal. Comienzo a focalizar en el lado positivo de lo que me ocurre. Investigo sobre aquellos factores que me hacen crecer en resiliencia. Abandono el instinto de “supervivencia” para convertirlo en “sobrevivencia”.

Así comienza mi primera columna ahora os dejo el link al periódico Diario 16 para que podáis disfrutarla icompleta…

Gracias por siempre estar ahí…

Tribuna en Diario 16 de una entrenadora de sonrisas

evarobles_diario16_columna

La entrenadora de sonrisas, Eva Robles, de ponencia en el Centro Penitenciario Madrid 3 de Valdemoro


Hará unos meses me contacta Álvaro Crespo de www.solidarios.org.es/ proponiéndome dar una conferencia en un centro penitenciario amparada por esta asociación sin ánimo de lucro. La experiencia me atraía mucho y el reto aún más. ¡Dije que sí! Hoy, ha sido el gran día. Lleno de emociones, aprendizaje y solidaridad. ¡Me enganché! Así comienza mi “Talego Tour” con la sonrisa puesta.

Esta organización de voluntarios “Solidarios para el Desarrollo” llega a mí a través de la plataforma OMBIP by Thinking Heads de la que formo parte como conferenciante. El responsable de programa de prisiones, Álvaro Crespo, me facilita todas las gestiones para “entrar en la cárcel”, me explica las estrictas normas carcelarias y me anima a hacer distinto un día en la vida de los internos del Centro Penitenciario Madrid 3 de Valdemoro”, me invita “a romper con su dura rutina penitenciaria”.

evaroblesspain_conferenciaenlacarcel_solidarios

Cerramos la fecha, le mando todos los datos que me requiere y comienzo a preparar mi presentación titulada: “El Poder de tu sonrisa”. Me explica que me irán a buscar y me devolverán a casa y que en todo momento estaré acompañada por cinco voluntarios, me facilita todo y me explica que con este programa llamado “Aula de Cultura”, acercan a gente influyente de la cultura a la realidad penitenciaria, para que actuemos como agentes sensibilizadores en nuestros espacios de opinión.

Ciertamente impone, pronunciarlo en alto te da respeto, “voy a dar una conferencia en la prisión”. Tras vivir la experiencia tengo que deciros que ha sido algo muy gratificante. Ha sido maravilloso ver cómo los “chicos” (como los llama Marta, una de las voluntarias) pedían papel y boli para apuntar las frases que hoy les he regalado.

Ha sido increíble hacer los ejercicios de respiración que les recomiendo para hacer todas las mañanas y así comenzar el día de manera positiva, consciente y tranquila. Leer a Lope de Vega todos al unísono su mítico “Desmayarse, atreverse, estar furioso” … un momento ¡tan especial!, que nunca podré olvidar.

Pero, lo que más me ha llenado de orgullo ha sido sacarles la sonrisa a pasear en más de una ocasión. Ver sus gestos de atención, de desacuerdo en ocasiones, de melancolía en cada momento, de participación, de interés, de implicación en los ejercicios.

Los “chicos” le han dicho a las voluntarias que… ¿cuándo vuelvo?, con ellas tienen más confianza, porque las ven todos los sábados. Bueno, Iván me lo ha dicho directamente a mí, ¡estaba encantado! Y, sobre todo, el agradecimiento que todos me han mostrado por regalarles mi tiempo a cambio de nada (eso es lo que ellos creen). Al despedirse, uno a uno, me han hecho sus regalos en silencio contenido.

Aprovecho para darles a ellos las gracias por su acogida, su atención y por hacerme sentir una vez una verdadera “entrenadora de sonrisas”. El “Talego Tour”, como lo denominan los voluntarios, acaba de comenzar.

La Asociación sin ánimo de lucro http://www.solidarios.org.es

Como os he comentado al principio he estado acompañada en todo momento por voluntarios: Javier, Marta, Patricia, Luz, Guiomar y Marta que en todo momento me han facilitado mi entrada y han participado de la charla como si fueran uno más.

Eso es lo que más me ha llamado la atención de las personas que he conocido, su pretensión consiste en hacer sentirse a aquellos que están en riesgo de exclusión por cualquier causa como si “fueran uno más”.

Se ocupan de reforzar la creencia en la capacidad de cambio de las personas, independientemente de sus circunstancias y de sus errores. Poseen la capacidad para crear relaciones distintas en un espacio fuertemente jerarquizado, esto me ha sobrecogido.

He observado que son capaces de frenar las consecuencias de la reclusión y preparar el camino para la reinserción. Lo hacen tratando de devolver a los internos su autoestima, tratando de que no se vean como “algo negativo”, sino como una persona que tiene que aportar y que tiene algo que cambiar.

Lo hacen desde los distintos proyectos que tiene la asociación como son: personas sin hogar, acompañamiento de mayores, instituciones penitenciarias, salidas con personas con enfermedad mental, personas hospitalizadas… Abarcan un abanico tal, que me imagino el gran orgullo que sentirá su fundador, José Carlos García Fajardo (*)

El programa en el que he impartido hoy la conferencia es el denominado “Aula de Cultura” que realizan todos los sábados. Se realiza en los centros penitenciarios: Alcalá Meco de mujeres, Soto del Real, Navalcarnero y en Valdemoro.

En estos mismos centros también tienen otras actividades como el “grupo de sensibilización” en el que preparan eventos anuales. Acuden a institutos y universidades acompañados de internos que cuentan su experiencia en el ámbito carcelario, así como los voluntarios.

Actividades para normalizar o restar la estigmatización que la sociedad ejerce sobre estos colectivos. De ahí la salida mensual con los internos de tercer grado, este año ya han visitado el Museo del Traje, Microsoft, el Museo Soroya, la Fundacion de La Caixa y próximamente irán a un espectáculo de magia en el Matadero.

Los Voluntarios Solidarios para el Desarrollo

Las primeras en recibirme en el punto de encuentro fueron Patricia y Guiomar, esperábamos a Javier que era el que nos trasladaba en su propio vehículo. Ambas se ocuparon de resolver mis dudas de lo que podía hacer, lo que no. De lo que consideraban oportuno o no, según su sentir y experiencia en estas visitas de todos sus “sábados carcelarios”.

Patricia, estudiante de física, se acaba de incorporar hace un par de meses, había ido pocas veces, estaba un poco como yo: expectante, “hago estas prácticas por una amiga que me dijo que era super gratificante, aunque no tenga mucho que ver con lo que estudio”.

Guiomar, sin embargo, estudia trabajo social, y lleva dos años trabajando con Solidarios, tanto en el Aula de los Sábados como en el área de mayores. Se engancha con los talleres de cine que se hacían todos los martes en la prisión. También trabaja en Aranjuez con personas que han contraído el VIH, “estoy hecha para dar, nada me hace sentir tan bien”.

Entonces, ya llega Javier que para el coche para esperar a la tercera voluntaria que voy a conocer. Javier hace dos años que le declaran una incapacidad total y se encuentra con un montón de tiempo libre. “Yo pasé por la experiencia de la cárcel en los años 90, Solidarios me ha dado la oportunidad de devolver a los que están pasando por esto toda la gratitud que le tengo a la cárcel”. No le importa que cuente que entró en la prisión por adicción a las drogas, que os comparta que él está vivo gracias a la cárcel, “cuando hablaba con mi madre le decía que encerrado entre cuatro paredes me sentía más libre que en la calle”.

Javier, junto con todos los “Voluntarios para el Desarrollo” trabaja en buscar otras alternativas a la privación de libertad a las personas que cometen un delito, “la cárcel no rehabilita, hay muchas alternativas como el trabajo social, por supuesto depende de cada caso, luego también están las normas tan estrictas, una persona no puede rehabilitarse sin el cariño y la cercanía de sus familiares y amigos, hay cárceles en Europa que ponen en contacto a sus familiares semanalmente a través de una tablet, sino pueden ir a verles, aquí está prohibido entrar con el móvil”.

Entonces llega Marta, la maestra de la “anti-estigmatización del talego”. Ella es la que me dijo que todos los conferenciantes de los sábados acabábamos por hacer el “Tour del Talego”. Lleva cinco años como voluntaria en el ámbito carcelario y emana por sus poros la solidaridad con personas a las que se juzgan por haber cometido un error en su vida. Marta, estudia derecho, y quería saber cómo vivían los que a lo mejor algún día ella tendrá que defender o acusar.

Se mueve como pez en el agua por la prisión, ¡son muchos sábados! Me facilita todo, entiende mi aprensión al principio, pero me transmite tranquilidad, normalidad e ilusión. “Mis compañeros de carrera, mi novio… no entienden cómo hablo de los internos como de “mis chicos”, los que están ahí fuera no se dan cuentan que los que están aquí dentro son personas como nosotros, han cometido un fallo y muchos de ellos lo están pagando la mayor parte de su vida. Muchos de ellos pasan más tiempo con nosotros que con sus familiares que ya no les visitan”.

Al llegar a Valdemoro, Javier nos deja ya en la entrada de la prisión y se baja a la gasolinera a por Luz y la Marta, que han venido desde Madrid en el autobús que para un poco lejos de la prisión.

Luz, estudia para criminóloga y está haciendo sus prácticas con la asociación. Desde el minuto cero, se da cuenta que lo que sale en las “pelis de cárceles” es un rollo, no es tan estricto o al menos eso parece “el que podamos hacer las actividades sin la presencia de funcionarios da mucho juego para que podamos trabajar comportamientos, emociones… con el hándicap que a los reclusos no les gusta mostrarse como son, pero menos delante de los funcionarios”. Sueña con implantar nuevos modelos de mediación entre conflictos entre los internos, de facilitar algo más contacto con los allegados, de poder influir en las juntas de tratamiento para que no pongan tantas barreras a la reinserción.

La futura pedagoga Marta, viene de otro tipo de voluntariados, con niños y discapacidad, pero con un factor común el “riesgo de exclusión social”. Tiene muy claro que el ámbito penitenciario es en el que trabajará de ahora en adelante, quiere vivirlo “desde dentro” y romper los estereotipos que tiene la sociedad sobre un recluso. “Me pasa como a Javier, creo que puedo cambiar las cosas”. Para los internos el día que venimos “Solidarios” es un día distinto, es un día que se preparan, se ponen sus mejores galas, me llamó la atención la primera vez que vine, se echan hasta su colonia”.

evaroblesspain_conferenciaenlacarcel_solidarios_photocall

Lo más difícil es la salida

Eso me confiesa Javier, “el paso por la cárcel es toda una experiencia. Él abismo llega cuando sales, te tienes que esconder, nadie puede saber que has estado en la cárcel porque todos te van a juzgar. En mi caso que estuve en la cárcel de Castellón, ¡imagínate! Antes no había nada de esto, nosotros teníamos al capellán que hablaba con nosotros y que traía a un par de monjitas que nos cantaban canciones y para de contar. Me siento super orgulloso de poder ayudar a los que están pasando por lo que yo pasé. Nadie está preparado para vivir en la cárcel. Solidarios ha ganado un premio este año por el fomento de la lectura entre los reclusos, algo estaremos haciendo bien”: http://www.solidarios.org.es/solidarios-recibe-el-premio-nacional-de-fomento-de-la-lectura-por-su-labor-en-las-aulas-de-cultura-en-la-carcel/

No sé si sabéis lo que es vivir con privación de libertad o podéis llegar a imaginar los profundos daños que pueden llegar a causar en la persona que lo vive. Si a esto añadimos el estigma social que acarrea haber pasado por prisión, tenemos un riesgo de exclusión social en un grado muy alto, más, cuando la mayoría de ellos vienen ya de transitar esta situación.

Aunque en España tenemos una de la tasa de delitos más baja de la Unión Europea, tenemos a más de 61.000 personas en prisión, ya que la tasa de encarcelamiento es un 32% superior a la media de los países europeos, por el aumento de la duración de las penas en los sucesivos códigos penales.

La Red de Organizaciones Sociales del Entorno Penitenciario (ROSEP), a la que pertenece Solidarios, considera que “un 50% de personas encarceladas deberían estar en libertad”, con trabajos de reinserción de carácter social, terapéutico y comunitario. Cuanto más tiempo se pasa en prisión más difícil es reinsertarse, un concepto que figura en nuestra constitución pero que no aborda nuestra estructura penitenciaria.

La mayoría de los delitos que se cometen (el 42%) son delitos contra el patrimonio, seguido por los delitos contra la Salud Pública (27,51%), contra la libertad sexual (6,26%) y homicidios (5,34%).

En este enlace podéis saber más de su labor:

Todos los detalles de la labor de “Solidarios”

————————————————————————————————————————————-
(*) Su fundador: José Carlos García Fajardo,

Profesor Emérito de la UCM, en donde enseñó Historia del Pensamiento Político y Social en la Facultad de Ciencias de la Información. Fundó “Solidarios para el Desarrollo” en servicio a las personas y pueblos más desfavorecidos.

Actualmente, desde el Centro de Colaboraciones Solidarias (CCS) dirige un servicio de información gratuito a medios de comunicación de América Latina, EE.UU., Canadá y España.  Destacado pensador social nacido el 6 de abril de 1937. Es Doctor en Derecho por la Universidad Complutense, Licenciado en Ciencias de la Información (UCM) y tiene varios títulos de destacadas universidades europeas. Ha publicado diez libros.

A veces es necesario perder el tren… la vuelta del Camino de Santiago


El Camino de Santiago me ha enseñado muchas cosas que en mi vuelta pude reflexionar gracias a que perdí el tren de vuelta a Madrid. Un peregrino adorable me presta esta adorable frase para comenzar mi post de la vuelta: Caminos en el “CAMINO ” Caminos por recorrer , Caminos para hacer Amigos y a uno mismo poderse RECONOCER. Firmado: 👣Teo👣.

Cumplo mi promesa de contar mi vuelta de El Camino, primero me la hice a mi misma y a Teo cuando hacíamos el Camino de vuelta juntos, me decía: “El Camino más largo que he hecho ha sido contigo” (los  596 kilómetros de Santiago de Compostela-Madrid) ¡jejejjejeje!  Anoche Teo me insistía que cuándo lo iba a escribir, porque parte para Irún mañana lunes, me dijo: me gustaría leer ese post de “a veces es necesario perder el tren… antes de salir al Camino de nuevo, esta vez con un pequeño equipo de acuarelas 🎨“.

teo_acuarelas

Sino hubiera perdido el tren de las 9:30 horas que tenía planificado, no hubiera rezado ante El Peregrino, no me hubiera podido despedir ¡hasta siempre! de Noel, ni tan siquiera hubiera conocido a Teo. “La vuelta hubiera sido totalmente diferente“. Nos vimos en la estación esperando el Alvía a Madrid que nos conducía a la dura vuelta a la realidad, a la rutina. ¡Qué dura se hace la vuelta! ¡No quiero volver! Lloraba y lloraba suplicando poder quedarme siempre allí, en Camino.

Antes de comenzar el Camino parece que todo va a ser complicado. ¿Me perderé? ¿Encontraré alojamiento? ¿Iré solo? ¿Soportaré las largas caminatas? ¿Me saldrán ampollas? ¿Tendré una lesión? ¿Aguantarán mis músculos las subidas y bajadas? ¿Perderé algo? ¿Sabré volver a casa? ¿encontraré lo que busco?

Ahora, a la vuelta se me agotaron las preguntas sin respuesta. Me SIENTO bien, feliz, plena de amor, confiada, alegre, triste, melancólica, sin PRE-OCUPACIONES… ¡viva! con mis venas hirviendo a flor de piel. ¡AHORA!. He perdido el tren de las 9:30 y AHORA espero el de las 12:30 horas. ¿Qué me trae? Estoy a punto de descubrirlo.

El chico que había visto en la estación esperando el tren como yo, se sienta justo en frente de mi. Recibo una llamada de teléfono que me va llevando a la realidad. Un antiguo problema enquistado que comienza a solucionarse. ¡Bien!. ¡A por la solución!. Tras contestar la llamada me siento en mi lugar, ataviada de mi diario de viajes, lleno de notas que había estado tomando con Noel sobre nuestro caminar mientras esperaba el tren de las 12:30 horas. Pensaba recapacitar sobre esas notas, recordar, memorizar todas las maravillas de días atrás. Pero… una voz me dice AHORA. Y comienzo a vivir mi AHORA de vuelta.

Le pregunto al chico que tengo sentado enfrente, ¿qué tal? y ya no paramos de hablar hasta llegar a Madrid. Teo, (ahora sé su nombre, pero lo descubrí cuando llevábamos hablando más de tres horas. Me presenté como “entrenadora de sonrisas” al preguntarme en que me ocupaba. El es carpintero (como Noel) ¡flipo con la vida! ¡que bonita es!. Ni el se extrañó de mi oficio, ni yo del suyo.

Teo, el peregrino de “sonrisa sincera”, me cuenta que ha hecho El Camino más de siete veces, el francés (con Pirineos incluido), el del Norte, el de La Plata, Finisterra, el Primitivo… venía de hacer el de Portugal, no muy contento porque solo había extranjeros y no hablaba inglés. Le había faltado conversación, estar con más gente y eso. ¡Qué suerte! yo si hablo inglés y he pasado todo el Camino hablando con daneses, irlandeses, ingleses… ¡jejjejeje! Le animo a que aprenda a hablar inglés para conocer más gente. ¡Nos reímos!. Pero, mira por donde todo lo que no había hablado en El Camino lo habla conmigo a la vuelta. ¡Menos mal que perdí el tren!

Me cuenta aventuras de sus Caminos, como cuando casi se despeña por una roca y se ve cerca de la muerte y grita ¡todavía no! y se salva. O cuando en plena noche, totalmente desorientado decide parar, montar la tienda y se tiene que poner toda la ropa del frío que hacía. A la mañana siguiente descubre con la luz que había acampado en pleno nevero. Recuerda “momentazos” del Camino, llegando a destino, pillando albergue, yendo a comprar al super y haciendo cenita rica con los compañeros del Camino.

Me descubre que hay tantos Caminos como peregrinos que “buscan”. Me hace ver que hay gentes como yo, que hemos creado un mundo seguro a nuestro alrededor… sin luchas, sin mentiras, sin independencias, sin memeces, sin odios, sin guerras… tan solo amor. ¡el amor mueve el mundo! y nosotros lo sabemos.

Ahí empieza nuestro cambio. Cambiando nosotros mismos, cambiamos la realidad que nos rodea. Nosotros ya hemos empezado ese Camino. “De estas cosas no se puede hablar con cualquiera“, me dice. Entonces, entiendo que era “necesario” perder el tren, para conocer a Teo, para ver que hay más gente como yo, que no se queda con lo que le “dicen que tiene que hacer”, que compra “lo que le dicen que tiene que comprar”, que canta “lo que le dicen que tiene que cantar”, que come “lo que le dicen que tiene que comer”, que baila “al son que le dicen que tiene que bailar”… que le dicen “cómo tiene que vivir”.

¡Qué coño! He perdido el tren y no pasa nada, la vida sigue. No llego para hacer el programa de radio al que tenía que llegar a las 17 horas, pues, ¡no pasa nada! ya lo hacen mis compañeras por mi. Ya me tocará a mi otra vez hacerlo por ellas. ¡Seguro!. Era necesario que ¡parara! de una vez por todas para vivir lo que de verdad tenía que ser. Teo, me contó la historia de un chico que había hecho el camino con su mochila y sin un duro, para demostrarse a sí mismo y al resto del mundo “que el cosmos nos protege” y lo hizo. Nos han metido demasiadas ideas preconcebidas que de verdad no funcionan. ¡Gente! ¿Estáis ahí? ¿Estáis AHORA?

Mi check-list para El Camino ahora está completa:

Gracias a la experiencia de Teo, la lista que realicé para hacer El Camino se ha completado. En mi mochila llevaba todo lo que era necesario para hacerlo, viví seis días tan solo con lo que llevaba en mi mochila, y además me quería quedar siempre allí, porque no necesitaba más. En el trayecto en el tren añadimos cosas importantes para la supervivencia y cambiamos algunas que había anotado que no eran necesarias en esa manera. ¡Una buena revisión!.

  • Agua (cantimplora siempre llena. Teo lleva un sofisticado depósito en la mochila con una cánula a modo de pajita, así no tiene que parar para beber) y frutos secos (al peso… los puedes ir comprando por el Camino para no ir muy cargado). Pasa que cuando sales muy temprano del albergue, no siempre han abierto las cafeterías, entonces con agua y frutos secos puedes empezar a caminar. Luego, ya desayunas. También en momentos de “bajón” unos frutos secos te levantan el ánimo.
  • Mochila. Carga la mochila con “solo que puedas cargar”. ¡¡¡¡¡¡NO MAS!!!!!. Teo me recomienda una Deuter, que al parecer están pensadas para cada tipo de espalda. ¡Ah! muy importante ponértela bien. Practica con ella antes de ir (aunque a mi no me sirvió de nada, hasta que anduve los primeros 10K que ya conseguí ponerla para que no me doblara la espalda, ni hiciera daño a mis rodillas). Importante saco de dormir ya que en algunos albergues no ponen sábana. Y si eres un gran aventurero y te atreves acampar, pues tienda y utensilios para la acampada. Ahí ya no os puedo asesorar mucho. Cuando vuelva Teo, le diré que me asesore para contároslo. 
  • Botas. Por favor, no escatimes en la compra de las botas, es fundamental. Depende de la época del año que lo hagáis. En inviernos pues eso, unos “botones” para el frío y eso. En verano, unas botas-zapatillas de “trekking” serán más que suficientes.
  • Chanclas, para la ducha (pensad que son comunitarias, así evitaréis hongos y movidas de esas). Aunque, Teo me recomendó unas sandalias TEVA de trekking ligeras, porque hacen doble función, para la ducha y para si os sale un ampolla poder caminar con el pie al aire libre para que seque antes. O bien, si hace mucho calor las botas o zapatillas de trekking pueden ser excesivas. Para los últimos tramos de 4-5 km. os pueden venir muy bien.
  • Calcetines. tampoco escatiméis en la comprar de unos buenos calcetines anti ampollas (existen, no estoy de coña, ¡yo lo descubrí en esta experiencia andarina). Si tenéis alguna lesión, de rodilla o bien una esguince, un par de calcetines compresores, no vendrán nada mal. O bien, tobilleras o rodilleras, según os recomiende  vuestro fisio-terapeuta.
  • Vaselina + Vips Vaporub. Todos los días al partir y llegar hay que masajear y cuidar mucho los piecitos que son los que te llevan a tus destinos. La vaselina y Vips Vaporub evitarán que te salgan ampollas (truco me da Asun, que ella califica de “el gran descubriento”).

  • Chubasqueros. Pensáis que si llueve nos salís a caminar. Pues, ¡lo lleváis claro!. Pase, lo que pase, hay que caminar. Yo, llevaba uno para la mochila y otro para mi. Un poco incómodo, porque cada vez que llovía o dejaba de llover, tenía que parar para ponérmelo y quitármelo. Teo, me ha indicado un “ponchos” muy chulo que venden en Decathlon (40€) que no se mueven y te cubren a ti y a la mochila, además llevan unas cremalleras con ventilación para evitar que sudes. Esto, para mi, fue una cruz, porque caminar bajo la lluvía es una maravilla, pero si vas sudando, te sientes muy húmedo e incómodo. ¡Menos mal que perdí el tren para enterarme de todo esto!.
  • CAMARA pequeñita (todo tiene que pesar poco en la mochila) recuerda que la cargarás muuuuuuuchos kilómetros) No olvides su cargador y tarjetas. Un buen banco de memoria (bank batery) te vendrá bien por si los enchufes en el albergue están ocupado por otros peregrinos. Teo, me dijo que compró uno en Amazon barato y que pesa poco.

  • MOVIL + EL CARGADOR. El móvil también te interesa aligerarlo. Yo, quité el whatsapp, por ejemplo. Si quieres desconectar, es lo que tiene. Las “App” de movidas de metros, autobuses, Google Maps, sitios dónde ir, calendarios, ya no te hacen falta. Tienes “tus pies” y un “largo camino que recorrer”, solo tienes que seguir las flechas amarillas. Vacía tu memoria para llenarla de “nuevos recuerdos”.

  • ROPA. La cantidad no depende de los días que vayas a estar porque podrás lavarla y luego la cuelgas en la mochila y se va secando por el camino. Importante llevar de frío y de calor. Un “quita y pon” es suficiente. Yo para mis cinco días, llevaba 2 pantalones de esos que son largos y se transforman en cortos, 2 camisetas, forro polar, 2 camisetas de manga larga de esquiar, 4 o 5 bragas (yo cogí viejas que tenía y las iba tirando por el camino, así no tenía que lavar), 2 sujetadores deportivos (para chicas por supuesto, jejeje) cómodos, que sujeten, sin apretar.
  • ROPA PARA DORMIR SEQUITO Y LIMPITO. Esta es una de las recomendaciones que me dio Asun que más me moló. Unas mallas y una camiseta para cuando te vayas a meter en la cama agotado del Camino, tengas el olorcito a limpio de tu suavizante de casita. Esto te reconfortará y te hará sentir como en casa, aunque estés muy lejos de allí. Estos pequeños detalles, se hacen muy grandes en el Camino.
  • ASEO. No te vuelvas loco con el tema de la bolsa de aseo. Cepillo de dientes + pasta dental + hilo dental (si lo utilizas), crema de protección (pantalla total, el viento y el sol hacen estragos, aunque esté nublado necesitas proteger tu piel), toallitas de algodón para limpiar la cara con agua y jabón). En cuanto al gel, champú y acondicionador de pelo, te recomiendo que cojas los botecitos que guardas de los hoteles, y los vayas gastando y tirando (como hice yo con las bragas). Calcula justo los días que vayas, la cantidad que necesitas, no lleves más peso del que he puedas cargar. No olvides Clinex (en el camino no hay semáforos con gente limpiando el limpia parabrisas y vendiendo pañuelos) jejejjejje!
  • BOTIQUIN: Aguja e hilo para coser tus ampollas (si te salen es que no te has embadurnado bien de vaselina y Vips Vaporub, o bien que se te han olvidado los calcetines antiampollas o las botas no son adecuadas). El caso es que si te salen, que parezco mi madre engañándoos, tendrás que armarte de valor ¡anda tonto, que no duele! y pasar la aguja con el hilo dejándolo ahí atado para evitar que se vuelva a llenar de agua. Importante, echar BETADINE para evitar se infecte. También es conveniente que lleves IBUPROFENO o cualquier otro ANTI-INFLAMATORIO que suelas usar. Recuerda que: ¡hay que seguir andando como sea!. ANTIESTAMINICOS, importante, estás en plena naturaleza y… a saber si hay algo que te cause una alergia que no sabías ni tenías (esto nos pasa porque vivimos muy alejados de la naturaleza y no estamos muy preparados, la verdad). Y bueno, si estáis tomando algún tratamiento, debéis de llevarlo para no interrumpirlo.
  • HACER EL PLANNING DIARIO DE LA RUTA QUE VAS A HACER. Yo iba con mi diario de viajes con la ruta que me había pasado mi querida Asun. Joan, me había recomendado la “App de Eroski” con las etapas del Camino. Pero… El primer día con el albergue reservado previamente el día anterior y todo planificado y organizado, ¡voy y me pierdo!, hice 4 km más para llegar al albergue por fiarme del GPS de mi querido e idolatrado Iphone. ¡A tomar vientos los planes! (esto lo digo así porque soy muy educada. ¡A tomar por …! (no me he podido aguantar).
  • ¡Veis! además de perder el tren, también es necesario perderse en El Camino. No te digo yo, que no está mal que mires las rutas previamente, o bien te hagas una composición de más o menos lo que va a ser. Pero, hasta que no empieces a andar, ¡no hay tu tía!, la magia comienza y solo hay que dejarse fluir, caminar y dejarse llevar por El Camino. El, sabe todo lo que necesitas y te lo va dando a demanda. ¡Es muy fácil! ¡de verdad!’Confía!
  • RESERVAR ALBERGUE EN CADA ETAPA QUE VAYA HACER. ¡A la mierda!. Digo a la mierda, porque no es necesario, el Camino está lleno de sitios maravillosos para todas las posibilidades económicas. Los públicos (pagas la voluntad), los privados (10 €), pensiones (15 €), habitación doble + baño dentro en albergue (20€) y si quieres lujo pues también hay casitas rurales y hoteles muy cuquis en todos los finales de etapas y fuera de ellas también. No te PRE-OCUPES debajo de un puente no te quedas a dormir. ¡Siempre hay sitio para un peregrino más!. Además mola más sentir ese gusanillo por dentro de… ¿dónde dormiré hoy? ¿quién me tocará en la litera de al lado?… ¡jejejjejje! Pero, si te estresa mucho lo de la habitación. ¡reserva y punto!. Mi consejo (y mira que lo que me gusta el predicar con el ejemplo) es que salgáis tempranito, para hacer la ruta bien y llegar pronto para pillar sitio en el albergue.
  • PALOS/BASTON DE SENDERISMO/TELESCOPIO/STICKERS/BORDON. Cuando Asun me proporcionó el palo ese, que crecía según la altura que necesites, le dije “yo no voy a necesitar esto”. Me explicó que era imprescindible para que no sufrieran las rodillas en las subidas y bajadas. ¡Un buen apoyo! y la hice caso y lo usé y me fue de lujo. La verdad es que es uno de los ruidos característicos del camino, los palos golpeando el pavimento… me encanta el sonido. Bueno, y ya en la vuelta cuando me dice Teo, que los palos son imprescindibles para espantar o defenderte de los “perros” ya lo flipé. Nunca pensé que fuera tan necesario la verdad. También me recomendó Teo, ahora que lo recuerdo, llevar una pequeña NAVAJA para ir cortando cosas por el Camino, por ejemplo: unas uvitas… ¡Qué ricas! comerlas recién cortadas. Como las manzanas que me fui comiendo yo en Mi Camino. ¡Ah! también puedes llevar el típico Bordón del Peregrino, sobre esto hay mucha discusión, pero… tu lleva con el que te identifiques más. Yo, llevé el palo en el primer trayecto y cuando se me rompió me compré un Bordón (que luego me dejé olvidado en un baño al entrar en Santiago), bueno a algún Peregrino le servirá. ¡Madre mía! la de cosas que perdí en el camino.
  • EL FRONTAL. Lo dejé para el final porque es uno de los mejores consejos que me ha dado Teo en el viaje de vuelta. Se trata de llevar, tu propia luz, tu propia iluminación para cuando no la encuentres en el Camino. Daros cuenta que el Camino lo haces SOLO, aunque vayas acompañado. Solo a ti te dolerán los pies, tú serás el que sentirá los calambres, tu serás el que sufra la sed si no te acuerdas de rellenar la cantimplora. Conversando con Teo, me di cuenta que yo había hecho un Camino como muy “tourist”, con esto quiere decir que elegí la ruta más popular, y dotada de más servicios para el peregrino. Si se te olvida algo, lo puedes comprar o algún peregrino te puede prestar, o compartir. Teo, había hecho otros Caminos más complicados y no tan “organizados”, más de “¡búscate la vida!”. Le agradezco tanto compartiera conmigo su experiencia tan valiosa, de “otros caminos“. Por eso, le dedico este post. Bueno, que me liado, que el frontal viene muy bien en el albergue, porque cuando estas durmiendo con 5 u 7 en la misma habitación, normalmente se apaga pronto la luz (que al día siguiente hay que madrugar mucho) y si necesitas algo de la mochila, ir al baño, o yo que sé… no puedes encender la luz. ¡De ahí, el frontal!.
  • DIARIO DE VIAJES. Una libreta pequeñita bastará y un boli o lápiz para anotar todas las maravillosas frases, palabras, sonidos, imágenes… que te REGALA EL CAMINOS Y SUS PEREGRINOS. La banda sonora del camino está lleva de notas que desearás recordar para toda tu vida. Esto me da para otro post (prometo escribirlo). Bueno, ya os lo dije al principio, Teo en esta ocasión se lleva un pequeño equipo de acuarelas para anotar sus regalos.

Esperando el tren que era necesario perder

Nada se podía hacer, no había otro tren hasta las 12:15, el tren de las 9:30 acaba de partir destino a Madrid. Llamé a la radio y les comuniqué que “no llegaba a tiempo” para hacer el programa. Un atasco descomunal en Santiago de Compostela, ¡no me lo podía creer!, creí que eso no podía ocurrir ¡Atasco en Santiago!. Pero, estaba pasando.

Así es que me perdí entre un par de tes, música, mi diario de viajes y Noel. Había dejado mi diario de viajes un poco abandonadillo. Me había empeñado en abrazar al Camino, sentirlo, vivirlo…. apenás me quedaba tiempo en el albergue al dormir (con la linterna del móvil, porque ¡me cachis! no tenía frontal, si hubiera conocido a Teo antes) tomar unas notas de lo más destacado para luego poder contarlo a todos en mi blog.

Así es que AHORA, teníamos dos horas por delante para escribir en mi cuaderno de viajes todas las reflexiones asumidas y entregadas por el CAMINO paso a paso, entre lluvias, sol, viento, brumas, niebla, aire, brisa.

Y es que me entregué a la conversación con mi “amigo irlandés del Camino” tal como soy. Sin máscaras, sin yos inventados, sin egos vacíos de verdad” ¡Qué más daba!, si seguro no le volvía a ver, él en Irlanda, yo, vivo en Madrid. ¡Qué importa lo que cuente! ¡Qué más da mis confesiones!. Esto pasa mucho en El Camino, de pronto te ves contando tus mayores secretos a un extraño, y te pasa tan a menudo y tan natural que… ¡se convierte en adictivo!.

¡Ten moito valor! (gallego: ten mucho valor) es una de las señales que vi. Estaba impresa en un cubo de basura. ¡Mira tú por dónde!. Pues, eso nunca sabes dónde vas a encontrar la clave para seguir el Camino. ¡Con valor! siempre ¡con valor!. Yo me lo encontré entre la basura ¡jejejejjeje!

Me puse en camino por los héroes de “tengo1proposito”, para encontrar un patrocinador para el programa de radio, llevamos 1 año sin antena y… lo echo tanto de menos. ¡Poder seguir ayudando!. Entonces llego mi “amigo irlandés” que venía a decirme. ¿Porqué no haces el Camino por ti?. Ayudar a los demás no es más que una fuente de alimentación del ego, de sentirte bien porque ayudas a otros. ¡Ayúdate a ti misma!. ¡Para! ¡espera! ¡escúchate! ¡descúbrete! ¡aliméntate! ¡cuídate! ¡mímate! ¡date un capricho!. Has pasado toda tu vida cuidando de tu hija, tu madre, tus hermanos, tus amigos, los niños de “tengo1proposito” y ¿AHORA?. ¡Te toca a ti y lo sabes!.


Otra señal me vino del taxista que me llevo a la estación para coger el tren. Al coger mi mochila para meterla en el maletero, va y me pregunta ¿solo esto?. Sí, hay llevo todo lo necesario para vivir. Y así es, en mi mochila iba todo lo que de verdad necesito. Todo lo demás… ¿para qué?.

Las personas  mentimos… Nada más llegar a Sarria, mis primeras flechas amarillas, me encuentro con dos ¿por donde tiro? llamo al del albergue que tenía reservada la habitación y me dice que no sabe. Paro a un ciclista y le pregunto, me dice que ninguna de las dos, que lo mire en el GPS que el móvil me llevará (mentira: hago más de 4k siguiendo las indicaciones del Iphone, por cualquiera de las flechas había menos de 2k). Mi intuición me decía “sigue las flechas amarillas” y voy y pongo el caso haciendo caso al ciclista. La chica del albergue de Palas de Rey me dijo que tendría mi gorro en Arzúa (el que perdí en Porto Marín) y que me reserva la habitación (mentira) llego a Arzúa y ni gorro, ni habitación reservada. Antes de coger el tren para volver a la estación pregunto a la chica de la recepción del Parador que cuanto tardará el taxi, me dice 1 minuto en venir, y 10 en llegar a la estación (mentira), el taxi tardó 10 minutos en venir y 25 en llegar a la estación por el atasco. Las personas mentimos y nos mentimos… por piedad, por no hacer daño, por despiste, porque no tomamos interés, porque nos da la gana. NO QUIERO MAS MENTIRAS.

Las cosas pasar por algo… Things happen for some reason, me decía Noel y así es… Todo lo que me sucedió en el Camino fue por algo. Me ha invitado a reflexionar que todo lo que vivido en mi pasado ha sido por algo. ¡Maravilloso descubrirlo!. Quiero todo lo que me ha pasado, malo, bueno, mejor, peor… Lo deseo todo para seguir aprendiendo y caminando.

If it´s meant for you, it won´t go by you. Si está hecho para ti, no pasará de largo. No coments. Sin comentarios.

The traveler, travels. The walker, walks. And the Peregrim, searchs. El viajero, viaja. El caminante, camina. El Peregrino, busca.

Todo mi dolor desapareció cuando me RENDI. Cuando hinqué las rodillas ante El Peregrino, El Santo, Santiago. Me fui con un dolor importante en mi rodilla derecha, provocada por un esguince mal curada de tobillo. Tenía miedo a no poder soportar los 113 kilómetros. Aunque estoy preparada porque corro 10k sin problemas. Lo de andar es otras cosa totalmente distinta. Pude con ello en el momento que me rendí. Todo el dolor que llevas a cuestas es debido a la vergüenza que produce la culpa, lo que te dicen desde pequeño que es “malo”. El Camino me ha enseñado a que tendré que DES-APRENDER lo que no me ha funcionado. Lo que ha llenado mi mochila de dolor ¡fuera!. Como las bragas viejas ¡fuera!. Estoy en el poder del AHORA, ¿qué importa lo que será mañana? ¿qué importa lo que fue ayer?, ambos no existen son una ILUSIÓN. Son una mentira.

AHORA, ES.

NO stones! ¡No hay piedras! Claro, que había piedras, pero las caminé, muy atenta de no tropezar.

No rain! ¡No hay lluvia! Claro, que llovía, pero sentí la lluvia y canté. Muy tapadita para no mojarme

No pain! ¡No hay dolor! El dolor desaparece cuando te rindes, cuando dejas de ofrecer resistencia y lo asumes que lo tiene que pasar sucede, sin más. ¡No pasa nada!

Nonetheless… A pesar de todo…

My way start when “The Camino” ended. Mi camino comienza cuando “El Camino” terminó.

13, septiembre 2017

Más post sobre El Camino de Santiago

https://evaroblesspain.wordpress.com/2017/09/13/el-sexto-dia-recibo-mi-regalo-de-peregrina-nada-sucede-como-lo-habias-planeado-el-ultimo-sello-la-rendicion

https://evaroblesspain.wordpress.com/2017/09/12/la-quinta-etapa-del-camino-frances-directa-a-santiago-de-compostela

https://evaroblesspain.wordpress.com/2017/09/11/la-cuarta-etapa-palas-de-rey-arzua-la-rompepiernas

https://evaroblesspain.wordpress.com/2017/09/10/ya-en-palas-de-rey-a-65-kilometros-de-santiago-de-compostela

https://evaroblesspain.wordpress.com/2017/09/09/el-vuelo-del-colibri-segundo-dia-en-el-camino-de-santiago

El sexto día: Recibo mi regalo de #peregrina, nada sucede como lo habías planeado. El último sello: la rendición


Hoy sé que ayer ya pertenece al pasado. Ayer, había imaginado mi llegada a la Plaza del Obradoiro plena de gozo, con lágrimas de alegría por haber alcanzado la meta, me veía plena de amor por las alegrías y tristezas compartidas con otros peregrinos a lo largo del Camino. Me sentiría orgullosa de mi afán de superación en los 113k recorridos.

Hoy, se que me he “despertado” distinta, que soy “yo”. Mis venas arden entre sangre de vida. He aceptado que mis músculos son capaces de soportar el dolor, relajados. Mi respiración fluye tranquila, olfateando esta nueva vida. La Paz inunda mi mirada serena, porque ya no estoy en guerra. Mi miedo a estar sola, se va. Ahora quiero estar en mí para amarme, tanto como necesite. El Camino lo hago para Mi.

Comienzo a ejecutar mi rutina del Camino, ¡entro en acción!. Hago Chikung, masajeo de vaselina y Vip Vaporub mis píes y gemelos, estiro cuadriceps, espalda y cuello, fluyo con el agua de la ducha y alimento mi cuerpo de fruta sana, pan rico, café calentito, frutos secos energéticos, proteínas de unos buenos huevos fritos con bacon… Estoy preparada para ver a Santiago.

Entro en el Centro de los Peregrinos para poner el último sello, el que certifica mi Camino, mis 113 kilómetros recorridos, ¡La Compostela!. Mi tren parte a las 9:30, llego con tiempo suficiente a las 15 horas a Madrid para hacer el programa de radio “El último Grito en Libertad Fm” a las 17 horas, todo está bien… Solo queda un último esfuerzo que creía imprescindible: “el último sello”.

Son las ocho de la mañana, recién abierto el Centro del Peregrino, me encuentro con una gran fila de peregrinos que habían llegado antes que yo. ¡No me da tiempo!, mi tren parte y no me queda otra cosa que rendirme a sentirlo. ¡Lo siento!.

Al entrar a la izquierda está la pequeña capilla de Santiago, el Apostol, el Santo, el Peregrino ¡Qué grande!. Ayer, justo al llegar me habían cerrado la Catedral, la magnánima imagen del Santo, ¡la catedral!. Pero, ahora antes mis ojos estaba el regalo. Ahora, lo entiendo todo.

Entro con respeto en la capilla de Santiago Apostol que está en el Centro de Peregrinaje donde te dan La Compostela, mirando al frente, a El, a Santiago en su altar, en su altar sencillo y pequeño. Mi sangre comienza a fluir cálida, liviana, amable, sencilla, limpia; a ratos a gran velocidad, a momentos, tranquila y serena. Mis pies ya no sienten dolor. El tendón de aquiles se ha relajado, ya no me duele. Mi espalda respira amable sin el peso de mi mochila. Mis rodillas se hincan en los cojines morados dispersos frente al altar. Hoy, aquí, frente al Altar del Peregrino me arrodillo, planto mis raíces, me quedo en ese lugar, me apoyo en la rendición plena que me sobreviene sin haberlo planeado, siento que tengo que volver siempre a ese lugar, siento que me mejor me quedo siempre en mi, en la mejor parte de mi, que soy yo misma.

Las lágrimas corren a raudales para celebrar la bendición del amor, ese que todos en mi Camino de vida me han dado sin pedir nada a cambio y al que lo hizo por interés, prometo dejarle pasar de largo. Ahora, lo entiendo Peregrino. Ahora, sé para que he venido. Ahora, descubro que todo pasa por algo. Ahora, me rindo al Vivir en Consciencia. Ahora, siento y no pienso. Ahora, vuelo a la eternidad. Ahora, acepto lo que tenga que Ser. Ahora, quiero vivir en Paz, dejando la guerra atrás. Ahora, respiro con placer. Ahora, me reconozco en la belleza que soy. Ahora, transciendo que mi Camino ha comenzado “plantando mis raíces” en buena tierra. Ahora, comienzo a desaprender lo aprendido. Ahora, dejo de luchar por lo que no tengo y celebro lo que ya me han regalado. Ahora, quiero aprender de mi y en mi.

Cómo hubiera sido mi hoy imaginario ¿Y? ¡yo que sé!

Anoche, antes de acostarme no me predispuse en el sentir, ¡menos mal! no sabía lo que iba a sentir ¡bien! por eso ha sido verdadero, por eso no ha sido ni frustrante, ni alucinante, ni extenuante. Simplemente, lo he sentido, sin prejuicios y sin planear. Aunque sí que había programado la acción. Ayer, mi imaginación había fabricado una ilusión. Que, hoy, no se ha cumplido. Hoy, pasa lo que tiene que suceder, ahora.

Ayer, tenía comprado mi billete de tren para hoy a las 9:30 para volver a Madrid (hoy, lo pierdo, atasco monumental en Santiago de Compostela). Ayer, miré el horario de apertura del Centro de Peregrinos, las ocho (hoy, una larga fila de personas me impide conseguir el último sello). Ayer, creía manejar el tiempo para conseguir La Compostela (hoy, me quedo sin ella). Ayer, no podía llorar, ni sentir que había alcanzado mi meta (hoy, lloro rendida al sentir cómo mis rodillas se rinden ante El Peregrino). Ayer, tenía mi gorro de “tengo1proposito” puesto sobre mi cabeza haciéndome fotos en el pórtico de la Catedral, porque dentro no me habían dejado entrar (hoy, entro en la humilde ermita de El Peregrino con el gorro en mi espalda y luzco mis lágrimas triunfantes). Ayer, me sentí derrotada por los últimos 42 kilómetros recorridos, extenuada de luchar por los demás, harta de puertas que se cierran (hoy, me siento “nueva” para recorren los próximos millones de kilómetros que me quedan por caminar en mi Camino de Vida, fuerte para estar en Paz conmigo y entrando en el lugar verdadero de El Peregrino, sin puertas, sin cerraduras, sin cadenas, sin peso en la mochila, sin prejuicios, sencillo, amable, humilde ¡fácil!).

Mi ayer de hoy es una ilusión. Mi hoy es hoy, es ahora. Mi mañana, llegará caminando el Camino en Libertad y será lo que tenga que Ser. Y, así, lo acepto hoy mismo.

¡Gracias a El Camino!, ¡Gracias a todos los Peregrinos!, ¡Gracias Santiaguiño!, ¡Gracias Robin Bird! ¡Gracias, lluvía! ¡Gracias, agua! ¡Gracias, piedras! ¡Gracias, mochila! ¡Gracias, colibrí! ¡Gracias, albergue! ¡Gracias, sol! ¡Gracias, río Miño! ¡Gracias, madrugada! ¡Gracias, atardecer! ¡Gracias, amanecer! ¡Gracias, tengo1proposito! ¡Gracias, música! ¡Gracias, Asun! ¡Gracias, Joan! ¡Gracias, Kate! ¡Gracias, Noel! ¡Gracias, Teo!

¡Gracias, mente! ¡Gracias, mirada! ¡Gracias, sonrisa! ¡Gracias, pies! ¡Gracias, piernas! ¡Gracias, tendón de aquiles! ¡Gracias, músculos! ¡Gracias, pulmones! ¡Gracias, estómago! ¡Gracias, huesos! ¡Gracias, piel! ¡Gracias, corazón! ¡Gracias, respiración! ¡Gracias, Eva María Robles Jimenez! ¡Gracias, Siyeien!

Si te sirve aquí tienes otras etapas del Camino de Santiago:

https://evaroblesspain.wordpress.com/2017/09/12/la-quinta-etapa-del-camino-frances-directa-a-santiago-de-compostela

https://evaroblesspain.wordpress.com/2017/09/11/la-cuarta-etapa-palas-de-rey-arzua-la-rompepiernas

https://evaroblesspain.wordpress.com/2017/09/10/ya-en-palas-de-rey-a-65-kilometros-de-santiago-de-compostela

https://evaroblesspain.wordpress.com/2017/09/09/el-vuelo-del-colibri-segundo-dia-en-el-camino-de-santiago

https://evaroblesspain.wordpress.com/2017/09/08/en-camino-primer-dia-sarria

La quinta etapa del Camino Francés, directa a Santiago de Compostela


Describir lo que he sentido al oír el despertador a las seis de la mañana se me hace complicado. “Quiero 5 minutos más para dormir ¡aaaaaah!. Bromas aparte, me levanto como un fuelle. Una energía sobre humana había borrado todo vestigio de cansancio, dolor o apatía. Soy como Rambo: “No siento las piernas”. 🤣😂😭🤣😂😭🤣😂

Antes comenzar a contaros mi última etapa os comparto unas fotos que olvide subir ayer. Una pequeña iglesia en Boente en la que encontré ya al Apóstol. Una talla románica preciosa y un reloj con una maquinaria espectacular. ¡Ya he visto a Santiago!

Ahora ,podemos continuar con el relato. Me preparé concienzudamente mis pies, como todos los días, aunque esté fuera el ultimo. Masaje con vaselina y Vips Vaporub, mis piernas y espaldas los caliento con los estiramientos y hago unos minutos de Chikung. Es todo un ritual que realizo todos los días para cuidar de los que me sostienen los píes. Santiago está cerca, pero hay que seguir. Lo haré también cuando acabe el camino, me gusta esta rutina de cuidarme.


Haciendo recuento de kilómetros yo pensaba que me quedaban 35k. ¡Ja! De eso nada, al salir de Arzúa el mojón anunciaban 38,2k. Bueno 3,2k más no son nada para el último día, pensé. Además estoy tan contenta porque en O Pedrouzo recupero mi gorro. ¡A la tercera va la vencida! O eso dicen. En realidad esta etapa que afronto se hace en dos veces. Arzúa- Pedrouzo y luego O Pedrouzo a Santiago. Llovía a mares como todos los días que salía temprano, pero mi compi puso en YouTube la canción, “I’m singing in the rain” y bailamos bajo la lluvia.

Siento que mi meta ya está cumplida, ya me siento en Santiago. Atrás quedaron más de 70k de camino. Atrás me dejo mis penas compartidas con extraños que ya forman parte de mi vida. Por delante un paso adelante y otro más. Lo demás ya da igual. Yo, tan solo, ¡sigo!.

“La Casa Verde” anuncia una parada. Hay que desayunar-comer… no paro hasta Santiago, bueno sí, en O Pedrouzo para coger el gorro del programa solidario de radio tengo1proposito. La Casa Verde, situada en O Pino es un curioso lugar lleno de recuerdos de peregrinos. Sus paredes pintadas de verde recogen las plegarias del peregrinaje del Camino y cientos de camisetas cuelga del techo el testigo de los valientes que se ponen a caminar con un propósito, o no. Hablando con la regente del lugar le conté de mi propósito y juntas llenamos de pegatinas y esperanza el lugar.





¡Que rico desayu-comi! Si la energía de verme en Santiago me llena de fuerzas, ahora ya tengo la gasolina. ¡Vaya pelooooooooooooooooooooooos! es lo que tiene el camino que no te puedes llevar al estilista. ¡jejejejjeje!

Llego a O Pedrouzo a las 2 de la tarde y ahora ¡sí! . En el Bar Trébol está el gorro de tengo1proposito, todo gracias a las gestiones de Mónica de la empresa de transportes, a la que agradezco con una llamada el haber logrado que entre en Santiago con el sombrero puesto, es decir con el propósito en la cabeza. Me lo pongo y… miro a la derecha a la televisión y aparece un anuncio de Arriaga Asociados. !es una señal! Además el bar Trébol. ¡Suerte! Mucha suerte para todos los héroes de “tengo1proposito”.


Desde que he salido de Arzúa son ya 20k recorridos y yo creía me quedaban 15k hasta Santiago. ¡Ja! Son 19,1. Que luego resultan ser hasta el Monte del Gozo. ¡Da igual! No pasa nada. Ya está hecho. Entre bosques eucaliptos y mis queridos robles llego al mojón de Santiago de Compostela. ¡Qué maravilla!



Ahora solo queda rodear el aeropuerto (3k) y luego culminar la última cima: El Monte O’Gozo. ¡Ya estoy en Santiago!

La entrada en la ciudad, otros 3k se me hacen pesados. Atrás queda la naturaleza, el esplendor de la vida. Entro en la ciudad, el ruido de las gentes, los coches, los autobuses, las tiendas me colapsan el tímpano. ¡Quiero llegar! ¡Y lo hago! Ya estoy en la plaza del Obradoiro. Muchas emociones, mucho cansancio, muchas risas, mucho Camino. Al final, desde Arzúa han sido 42k los recorridos, caminamos desde las 7:30 de la mañana hasta las 20 horas. Llegamos a las 20:02 a la puerta de la Catedral y nos cierran la puerta. Me quedo un poco desilusionada. Tras las fotos busco un lugar donde cenar con mi compañero. ¡@Tengo1proposito cumplido!. No puedo irme sin La Compostela, la oficina del Peregrino ha cerrado a las 16 horas.

Todo lleva su tiempo… ¡Mañana será otro día!


Si te sirve aquí tienes otras etapas del Camino de Santiago:

https://evaroblesspain.wordpress.com/2017/09/11/la-cuarta-etapa-palas-de-rey-arzua-la-rompepiernas

https://evaroblesspain.wordpress.com/2017/09/10/ya-en-palas-de-rey-a-65-kilometros-de-santiago-de-compostela

https://evaroblesspain.wordpress.com/2017/09/09/el-vuelo-del-colibri-segundo-dia-en-el-camino-de-santiago

https://evaroblesspain.wordpress.com/2017/09/08/en-camino-primer-dia-sarria

La cuarta etapa Palas de Rey – Arzua, la “rompepiernas”


Nos enfrentamos a la etapa más larga de Galicia (28,8 km) y más dura, más conocida como la “rompepiernas”, por su perfil quebrado. Para que nos enteremos todos, como una montaña rusa. Un sube y baja alucinante…


Pero todo había cambiado. Al final de la etapa en Arzúa me espera el gorro que había perdido en Palas de Rey y que me lleva una de las empresas porteadora de mochilas que hay en El Camino. Hay personas que deciden caminar sin el peso de la mochila, bien porque no pueden o bien porque prefieren ir más livianas. Cada uno decide “Su Camino”


Salimos de Palas de Rey a las 6:30 am (todavía de noche) al principio un poco de calabobos que arrecia en lluvia potente… Cuando llueve y te pones el poncho de agua o en mi caso, el chubasquero para mí y otro para mí mochila, pasa algo muy mágico. Es como que te metes en ti mismo, pero muy adentro. Los pensamientos comienzan a fluir, buenos, malos, tristes, alegres, sombríos, aquejados… Pero, tienes que dejarles ir por fuerza mayor. No puedes distraerte, porque el piso está mojado y puedes resbalar. Tan solo pones un pie a avanzar, después viene el otro y entre medias combinados los palos de apoyo. Entonces dejas de pensar y tan solo caminas, caminas en ti, hacia Santiago, hacia tu sueño de lograr tu meta. 

Así, transcurrieron Carcaball, San Xulián do Camiño…


Entonces comienza a clarear, tras tres horas caminando bajo la lluvia al fin un poco de tregua… entonces aparece de nuevo Robin… Las mañanas de atrás había observado unos pequeñitos pajaritos con el cuello anaranjado, la mancha tiene forma de corazón al revés. Salían al clarear y cantaba después de los cuervos. Creía que eran imaginaciones mías, pero ahora llevo un testigo y aprovecho. Noel: ¿verdad que esos pajaritos se nos acercan demasiado y se quedan como mirándonos? (esto en inglés, claro, porque como recordaréis Noel es irlandés). Me lo confirma, además me reconoce que el también había observado lo mismo, “en Irlanda los llamamos “Robin Bird””, me dijo… ¡Anda! como Robin de los bosques, pienso. Es como si nos dieran la ¡bienvenida! a El Camino. No he sido capaz de sacarles ninguna foto, pero os dejo una que cogido en Internet para que aprecies su mirada.

A la altura de Casanova o Límite, con la lluvia ando un poco desorientada, paramos a desayunar en Casa Domingo, donde también firmo por “tengo1proposito” en el libro.

Otra de las maravillas del camino es las personas que vas conociendo con las que compartes tantas confidencias, tantas historias, tantas risas, tanto amor, tanta solidaridad, tanta ayuda y abrazos. Andábamos por Río Seco y entonces aparece Kate. Justo acabábamos de leer en un mojón la siguiente leyenda.

Ahora pregúntate a ti mismo porqué estás aquí… en esas andábamos Noel y yo hablando. Que si yo he venido por esto, por aquello… entonces vemos a la “lovely Kate” haciéndose un selfie en un precioso bosque… le preguntamos si quería que le hiciéramos la foto y accede encantada. Iba sola, su novio no se había atrevido con el desafío. Estaba como yo el día anterior: sola. Se une a nosotros y acabamos hablando de rupturas amorosas, recordamos que hacíamos cada uno, un día tal como hoy, el “11S”, nos contamos nuestras profesiones, nuestros sueños, anhelos y en esto llegamos a Melide, donde había muchos restaurantes de pulpo y ahí que nos paramos a comer. Yo hago de traductora y les enseño palabras en español. Es súper divertido porque son incapaces de pronunciar: cruceiro, pulpo, España, Camiño… y ya ni os cuento con “vieira”, todo un galimatías para ellos.

No es que les fascine el pulpo, pero… al menos lo han probado. Segimos Camino los tres con nuestra interesante conversación por la ruta rompepiernas.

Kate nos deja en algún punto entre Castañeda y Ribadiso de Baixo. Ella trae todo reservado desde su Dinamarca natal. La ruta perfectamente milimetrada y todo bajo control, y tiene el albergue a unos 3k fuera del camino. Le deseamos  ¡buen camino!, nos hicimos amiguitos en Facebook y nos hicimos un vídeo.​

​La jornada termina como empecé en Portomarín remojando mis piecitos en agua fría. ¡Como nuevos!. Tan solo quedaba unos 3k para Arzúa.

Recompuestos de la rompepiernas entramos directos al albergue donde me espera el gorro de “tengo1proposito” y ya tenemos hecha la reserva. ¡Todo perfectamente planeado!. Cuál ha sido mi sorpresa al llegar que ni gorro, ni reserva. Por un mal entendido entre le albergue de Palas de Rey al hacernos la reserva aquí en Arzúa y al hablar con el trasporte nada de lo planeado se había cumplido. Así, pienso… ¡que cosas tiene El Camino que es como la vida: Por mucho que te pre-ocupes puede salir bien, mal o como en esta ocasión: no salir. Por lo que creo que es mejor ir afrontando la vida como te viene. Es AHORA.

Al final todo pasa por algo.  Nos hemos ido de allí y hemos encontrado una pensión súper bien de precio, con dos amores de gallegos que nos han cuidado fenomenal y me han ayudado a arreglar con los del transporte de mochilas la recuperación de mi gorro. ¡Mañana entro en Santiago con el gorro de “tengo1proposito”. Cenamos ideal de la muerte, aunque no he  logrado convencer a Noel de seguir degustando pulpo gallego y pedimos una deliciosa pizza súper casera al horno.

Mañana es mi último día en El Camino, tengo que entrar como sea en Santiago el martes, pasado hago el programa. Haremos 2 etapa en 1. Arzúa-Santiago. En O Pedrouzo me entregan el gorro en el final de la etapa1.

¡No me quiero ir nunca de aquí!. Aunque Noel dice que: “My Way start when the Camino ended”. “Mi camino empieza cuando El Camino terminó”.

Mis amigos Kate y Noel

Si te sirve aquí tienes otras etapas del Camino de Santiago:

https://evaroblesspain.wordpress.com/2017/09/11/la-cuarta-etapa-palas-de-rey-arzua-la-rompepiernas

https://evaroblesspain.wordpress.com/2017/09/10/ya-en-palas-de-rey-a-65-kilometros-de-santiago-de-compostela

https://evaroblesspain.wordpress.com/2017/09/09/el-vuelo-del-colibri-segundo-dia-en-el-camino-de-santiago

https://evaroblesspain.wordpress.com/2017/09/08/en-camino-primer-dia-sarria

Ya en Palas de Rey, a 65 kilómetros De Santiago de Compostela 


El tercer día de Camino y me encuentro en la mitad. Comienza la cuenta atrás hoy 3 Palas de Rey, mañana 2 Arzua y 1 Santiago. 

La ruta de hoy comenzó a las 8 de la mañana, 22 km me separaban de mi destino en Palas de Rey. Iba con la idea de hacerme media etapa de la siguiente si llegaba con fuerzas y temprano, porque como sabéis el martes si o si tengo que estar en Santiago para ir al programa de radio el miércoles en Madrid. Pero… el Camino a veces decide por ti. Bueno, después os cuento…

A las siete de la mañana me despertaba en mi albergue de literas O’Mirador de Portomarín (por cierto se me olvido hacer foto). 😓. Como ya soy un poco más experta en la preparación de la mochila, en media hora estaba lista y a las ocho am conseguía ponerme en Camino. Nada más salir del albergue, todos los gallos del pueblo se pusieron a cantar al unísono, ¡qué algarabia!. Estaba acostumbrada a oír los cuervos al amanecer, pero esta era la primera vez que oía un “kirikiki”.


Atrás quedaba el Miño, atrapado entre brumas y los primeros rayos de sol. 

La ruta comenzaba con una subida bastante dura que agradecí me pillara fresca, desayunada y con mi Chikung recién hecho. Comencé a adelantar gente como una loca y a decir a todos ¡buenos días! ¡Buen camino!



El día estaba húmedo, frío y casi todo el rato estaba nublado, pero al menos hoy no ha llovido.  Porque lo de andar que me pongo el chubasquero, que me lo quito… y a la mochila que también se lo pones, porque que sepáis que mi mochila (bueno, la de Asun, que me la ha prestado) tiene su propio chubasquero.


El incendio

Una vez superado el repechito, que se las traía comenzó a oler a tostada quemada. Pensé, que nos acercábamos a algún lugar de desayunos, pero no. Eran los restos de un incendió en el bosque. Me vino a la memoria el día anterior justo que vi el helicóptero mientras me remojaba los pies en el Miño, ¡seguro que era por el incendio!. ¡Como se puede ser tan cruel con unos seres tan bellos! ¡Quemarles vivos! ¡Hasta el mojón estaba afectado!



Pero, la vida sigue, al igual que El Camino. El siguiente tramo todo de piedras me dio para reflexionar. ¿Las casualidades existen?. Que dolor de pies con tanta piedra. Ahora entiendo las ampollas de las gente…. yo he tenido suerte por ahora, ni una sola. ¡Eso sí! El tendón de Aquiles me ardía. Más que suerte es poner una buena “maestra en el Camino”, ¡ay mi Asun! que bien tu recomendación de la vaselina y Vicks VapoRub para mis piecitos.

A la altura de Castromaior, a unos 9,3 km salió el sol y comencé a echar de menos ¡el gorro del propósito! ¡Mierda! Me lo había dejado olvidado, se me había caído de la cama. En un ¡ay! Me quedé, hasta que Diego me confirmó que la señora de la limpieza lo había encontrado. Cosas del camino, ”a pesar de todas las dificultades hay que seguir”. Los porteadores de mochilas me lo entregarán en el próximo punto donde me fuera a albergar. Me preguntó: ¿cuándo llegarás?. No se, me salió espontáneo. Yo que siempre tengo todo calculado y planeado… pues ¡hala! ya buscaría la solución al llegar al siguiente albergue.

Avanzando en la promo de “tengo1proposito” en el camino.

A la salida de Ventas de Narón me encontré con una pequeña capilla donde también escribí en un libro por el programa. Una persona ciega muy amable era la que también si querías te ponía el sello para la Compostela, le di la voluntad y prosegui. Bueno, hoy he puesto un montón de pegatinas, las iba preparando quitándole el film protector y solo paraba para hacer la foto. 


Los cruceiros gallegos

Ya en Lameiros, a doscientos metros del Pazo y la capilla de San Marcos me encontré con el bello Cruceiro de  Lameiros, del año 1670. De doble cara, en una Cristo y en la otra la Virgen de los Dolores. Es curioso porque en la base podemos ver una tenazas, una corona de espinas y una calavera 💀.

Sabéis que cruceiro significa “perdón del cielo”, como decía el autor gallego Castelao, son seña de identidad de Galicia, se coloca cerca de las iglesias, ermitas y cementerios. Según el escritor, se erigen para perdonar algún pecado. En Galicia hay más de 12.000, “nuestras faltas deben ser muchas…”, aunque si nos tomamos el símbolo de protección del viajero, se entiendo que esta tierra cuida muy bien a sus peregrinos.

Asi, llegaron Ligonde, Airexe y tras pasar la aldea de Portos, ya en el Concello de Palas de Rey paré a comer. Cinco horas seguidas sin parar, ¡no podía más!. Tenía que llegar a Palas pronto para seguir un poco más y ganarle km a la siguiente etapa. Me pedí unas deliciosas albóndigas, mi comida prefe. La intuición ¡siempre me funciona!, estaban buenísimas… comí sola, bueno no… entre gallinitas que cacareaban y picoteaban alrededor de las mesas ( no tengo foto) tampoco puse el sello. Estaba algo alicaída. La soledad pesa. En el Camino si quieres no vas sola, te acompañan los peregrinos… Pero, al final estás cargando en realidad tus pensamientos, tus metas, tus retos, tus reflexiones… tu vida. Al fin y al cabo eres tú, tu mochila y el camino. Como la vida misma.


¡Que hambre tenía! Seis kilómetros más y llegaría a Palas con tiempo suficiente para seguir. Pero… de nuevo El Camino, como os anunciaba al principio, decidió por mi y me trajo al irlandés Noel. How do you say The Way in Spanish? El Camino, se dice “El Camino”. Y nada, hasta Palas hablando con el irlandés del “ahora”.  Y al final el ahora me impedía seguir a un futuro incierto para ganar kilómetros a la siguiente etapa. Nos quedamos en el primer albergue que vinos, genial por cierto y arreglé lo del gorro nada más llegar. Mañana me lo llevan a Arzua para entrar en Santiago triunfante con el gorro de Tengo1proposito.

Además de hacerme una “lovely” foto, acompañarme hasta Palas e invitarme a cenar pulpo “A Feria” me ha regalado una bella reflexión. Why don’t you do “The Camino” (lo mezcla todo) for you?… instead for the others?

¿Porque no hacer El Camino para ti?  … y no solo por los demás

Ahí lo dejo.¡buenas noches! Mañana me enfrentó a la penúltima etapa, la llaman la “rompehuesos”

My cool room en Palas de Rey, “albergue San Marcos”. Me la he podido permitir compartiéndola con  el irlandés, sino ya sabes… ¡a la litera!

Mañana recupero el gorro del programa. Todo está bien.

Si te sirve aquí tienes otras etapas del Camino de Santiago:

https://evaroblesspain.wordpress.com/2017/09/11/la-cuarta-etapa-palas-de-rey-arzua-la-rompepiernas

https://evaroblesspain.wordpress.com/2017/09/10/ya-en-palas-de-rey-a-65-kilometros-de-santiago-de-compostela

https://evaroblesspain.wordpress.com/2017/09/09/el-vuelo-del-colibri-segundo-dia-en-el-camino-de-santiago

https://evaroblesspain.wordpress.com/2017/09/08/en-camino-primer-dia-sarria

El vuelo del colibrí, segundo día en El Camino de Santiago


¡Que suerte tengo! Igual es por haber empezado en km. 108. Más o menos llegando al kilómetro 100 vi al colibrí sobrevolando unos maizales. Su aparición me cuenta de cambios, de resiliencia (*), de maravilla… No he podido fotografiarlo, solo le contemplé y lloré de la emoción… pensé: “es realmente muy difícil ver un colibrí en pleno vuelo”.



Muy ilustrativa la foto antes de salir hasta mi destino a 21 kilómetros: Portomarín. ¡Estaba tan nerviosa! ¡Tan emocionada! Lo recuerdo y se me saltan las lágrimas. Salí sobre las 9 horas, un poco tarde, pero es que soy un poco inexperta, además pillé un habitación  para mí sola. Y… la quería aprovechar, a saber en qué albergues caigo después… Este, tan chulo, que estaba sola, solo dos chicas en las habitación de al lado.

El camino ha sido un poco rollo porque todo el rato llovía, salía el sol, hacia viento, hacía calor. ¡Un poco loco! el tiempo.

Como el argentino que me acompañó unos kilómetros, Eduardo, jejejjjej! que sino podía subir… que si prácticamente le habían obligado sus hijos. Todo el rato quejándose… bueno, al final le perdí porque yo llevaba un ritmo más rápido. Pero, me regaló esta foto que intercambié con él.



Luego de dejarle, me quité la tobillera que me molestaba mucho. Me recomendó el fisio que me la pusiera, antes de salír de Madrid (que me detectó una pequeña esguince). Ahí justo, cuando me la estaba quitando me vino un paisanuco que me dijo que vivía solo justo en una casa de al lado. Que me fuera con él, me decía, ¡que era muy guapa! Si lo sé no me hago el selfie con él. Estuve por borrar la foto. Pero, no me resistía a contároslo. ¡Joer con el viejete!


Anécdotas aparte, el trayecto hasta Portomarín ha sido maravilloso. A pesar de la lluvia y de todo. Me puse la App Run Keeper para medir cuánto tardaba en hacer mi marca 10k de runner. Pues, andando a buen ritmo, 2 horas y cuarto, con lo que seguro que soy capaz de llegar el martes 12 a Santiago de Compostela. Os dejo una selección de las fotos que fui sacando.

El Kilómetro 100

Se supone que haciendo 100 kilómetros que demuestras haber realizado poniendo sellos en tu credencial, pues ya te dan la “Compostela”. Yo por si acaso me he hecho foto en un mojón 108 y al 100 también, que curiosamente tenía una inscripción en chino.

Por los héroes de “tengo1proposito”

He ido poniendo pegatinas por todos los sitios que veía que la gente dejaba también testimonios de sus retos. ¡Qué ilusionante! He escrito hasta en un libro que había en un sitio para guarecerse de la lluvia.

Llegando a Portomarín

Precisamente la última pegatina de @tengo1proposito que pegué hoy fue en la entrada del punto final de mi primera etapa de 21K. La entrada a Portomarín, ¡increíble!. Además cogí  el camino de máxima dificultad. ¡Pedazo barranco! Y encima todo mojado por la lluvia…

Las fotos en las que estoy yo, están hechas al revés. Era de bajada, como podéis ver en la primera. También la intercambié con un peregrino. Cogí la vía más difícil.


Pero, todo mereció la pena, según crucé el arco de entrada a Portomarín pregunté a una chica, ¿eres de aquí? Al asentir le pregunté por el mejor albergue del lugar y me dijo O’Mirador. ¿Cuánto? 10 euros la noche. ¡Hecho!. Pues ¡vente conmigo! que trabajo ahí. Para allá que fui. Mi primer albergue con literas y todo. Aunque me ha salido un poco rana por la noche que hay alojado un colegio y meten demasiado ruido.

Pero, la comida en el mirador espectacular, el menú del peregrino por 10 euros con caldo gallego, ternera guisada y tarta de Santiago ¡riquísimo!. Elegí los platos típicos de la tierruca, ¡mejor imposible!. Y mirad que vistas al rio Miñ​​​o.

​​​​​

El caldo gallego…

La carne guisada…

Luego con un café y el postre comencé a escribir en el diario un rato. 

El Río Miño que huele a mar.

Bajé al descomunal puente que da entrada a la ciudad y tras el paseo puse a remojo mis cansados piecitos. El agua fría me vino estupenda. Con el suave aroma salado del Río, los rayos de sol calentándome y viendo la oscilación y las ondas del agua, hasta medité y todo.


Completé la tarde con un poco de turismo y un buen gin tonic en la plaza del pueblo. No saqué foto pero, aprovecho para dedicárselo a mis maestros del Camino: Asun y Joan. Nada hubiera sido igual sin sus sabios consejos. Esto será motivo de otro post seguro. Os dejo con la catedral fortificada de Portomarín que es una preciosidad.

¡Hasta mañana!

(*)La resiliencia es la capacidad de los seres humanos para adaptarse positivamente a situaciones adversas. Sin embargo, el concepto ha experimentado cambios importantes desde la década de los 60

Si te sirve aquí tienes otras etapas del Camino de Santiago:

https://evaroblesspain.wordpress.com/2017/09/11/la-cuarta-etapa-palas-de-rey-arzua-la-rompepiernas

https://evaroblesspain.wordpress.com/2017/09/10/ya-en-palas-de-rey-a-65-kilometros-de-santiago-de-compostela

https://evaroblesspain.wordpress.com/2017/09/09/el-vuelo-del-colibri-segundo-dia-en-el-camino-de-santiago

https://evaroblesspain.wordpress.com/2017/09/08/en-camino-primer-dia-sarria

En Camino de Santiago… primer día: Sarria


Bueno,  pues, ya estoy aquí… en Sarria. Bueno, a cinco kilómetros concretamente. Para ir acortando paso. Os cuento, voy a hacer las cinco últimas etapas del Camino Francés, que es eso: 5 días, en 4. El miércoles tengo que estar en Madrid para el programa de radio. “El último grito”, que comencé la semana pasada.


Todo comienza pues en un 8 de septiembre, vine en el vagón 8 del tren y el asiento 8A. Sabéis que en el fenshui el 8 es sinónimo de fortuna, y sino lo sabíais, pues, ¡ya lo sabéis!. El caso es que esto pinta muy bien de señales… mirad lo que tenía en la camiseta del tío que iba enfrente de mi, en el tren.


Si quieres algo tendrás que luchar por ello. Pues eso he venido a hacer hago e camino por “tengo1proposito”, mi programa solidario de radio. He venido ataviada de camiseta y gorra del programa y he traído 200 pegatinas, para irlas repartiendo entre los peregrinos que me encuentre al paso, pegarlas en los postes del camino. Yo que se… todo por los héroes de @tengo1proposito. Asun, la mamá de Pablobiwankenobi ya lo hizo este verano y me ha prestado todo el equipo. Como no he tenido que comprar nada, lo he invertido todo en merchandising. ¡Jejejejejeje!


El propósito es conseguir financiación para poner el programa en antena de nuevo. ¡Qué ganas de poder volver a ser altavoz de tan buenas y hermosas causas!

En cuanto a mi mini etapa de precaliento deciros que en los 5 km de Sarria a Vilei (Barbadello) donde está mi albergue he comprobado ya la súper customización del camino.  Hasta las alcantarillas son vieiras. Y ¡cómo no! de 8 también va la cosa y me hospedo en: “108 to Santiago”.

Mañana os hago la foto de una que he visto, que a esa hora ya no tenía luz.

Por ahora os comparto estas: 

Y no os preocupéis por mi que cuidan bien estos fantásticos anfitriones galleguiños. Nada más bajar del tren al llegar a Sarria a las 7, ya estaba de cañas con José Antonio, un hombre muy majo del mismo Sarria que me acompañó para poner mi primer sello en la credencial en Sarria.  Nos conocimos en el tren y ya como de toda la vida…


Luego ya me acompañó a la entrada al Camino y ahí me dejó, cuál Dorothy peregrina, siguiendo en vez de baldosas, flechas amarillas.



Todo el mundo es muy amable y todos te desean: ¡Buen Camino! y te llaman, peregrina. ¡Cómo mola!

Mañana ¡más!… y dan lluvias. Pero, he traído chubasquero para mí y para mi mochila.

Si te sirve aquí tienes otras etapas del Camino de Santiago:

https://evaroblesspain.wordpress.com/2017/09/11/la-cuarta-etapa-palas-de-rey-arzua-la-rompepiernas

https://evaroblesspain.wordpress.com/2017/09/10/ya-en-palas-de-rey-a-65-kilometros-de-santiago-de-compostela

https://evaroblesspain.wordpress.com/2017/09/09/el-vuelo-del-colibri-segundo-dia-en-el-camino-de-santiago

https://evaroblesspain.wordpress.com/2017/09/08/en-camino-primer-dia-sarria

Cómo sonreír, aunque no tengas ganas


Como vuestra entrenadora de sonrisas oficial hoy os traigo un nuevo entrenamiento. Hoy voy a lograr haceros sonreír aunque os encontréis mal. Es decir, os sirve aunque no os apetezca sonreír porque os sentís tristes, habéis recibido una mala noticia, os agobie un pensamiento negativo… ¡Yo que se!, cada uno es cada cual.

Pero, antes de llevar a cabo el entreno, os voy a demostrar científicamente el porqué os tenéis que dejar llevar por este entrenamiento.

comosonreir_singanas_evaroblesspain

Y es que algunos estudios científicos prueban que el gesto de sonreír, aunque sea sin ganas, le indica al cerebro automáticamente que ha de comenzar a liberar endorfinas, serotonina y otros analgésicos naturales que produce nuestro cuerpo. Lo mismo ocurre cuando finges una sonrisa, ya que el cerebro no es capaz de distinguir si dicha sonrisa es natural o forzada, por lo que libera estas sustancias mágicas en ambos casos.

La sonrisa es pues la señal para que la maquinaria perfecta del cuerpo se ponga en marcha y se comiencen a reducir los niveles de hormonas que nos generan el estrés  (adrenalina, cortisol y dopamina). Es como un verdadero fármaco natural, fijaros que incluso le indica al cerebro que ha de disminuir la presión arterial.

El chute que recibe el cerebro con una sonrisa en los labios es el equivalente a comerse 2.000 tabletas de chocolate y hasta algunos estudios científicos aseveran que llega a darnos a darnos un subidón como si ganáramos 12.000 euros.

Otro beneficio gratuito y en el que siempre insisto, es que es contagiosa, como os demostré en el artículo de las neuronas espejo.

Artículo neuronas espejo

Nuestra sonrisa contagia sentimientos, emociones y actitudes, ¡tan grandes! como: alegría, felicidad, placer, satisfacción, bienestar, confianza, gratitud, templanza, serenidad, paciencia, amor…

Según el filósofo y pedagogo español José Antonio Marina: “la sonrisa es un signo expresivo de bienestar que fomenta la sociabilidad y favorece la comunicación entre las personas (…). Este gesto demuestra que se acoge amablemente a la otra persona y que existe una voluntad de comunicación”.

Vamos al tajo ¿qué pasa en nuestro cuerpo al sonréir?

Hemos quedado que emitimos la señal, sonreímos, aunque no nos apetezca y ¿qué pasa?.

El cerebro automáticamente comienza a liberar endorfinas, (sustancias naturales opioides) que se producen en el Sistema Nervioso Central. Las endorfinas estimulan los centros cerebrales del placer, como habéis oído que hacen ciertos estimulantes artificiales, drogas u otras cosas, no tan beneficiosas. Una vez generadas estas endorfinas comienzan a circular por tu riego sanguíneo y van a los lugares que necesitan de activación o de relajación.

Actúan por prioridad, es decir si tienes dolores corporales, irán directas al dolor para actuar como verdaderos analgésicos naturales. Que estás muy estresado, acudirán para relajarte. Que tu sistema inmunitario anda flojín… ¡a reforzarlo que van!.

Las bien llamadas sustancias de la felicidad, estas endorfinas ayudan en la recuperación de muchas enfermedades físicas e incluso mentales. Simplemente porque mandan al cerebro la orden de sentir placer y bienestar, mejorando nuestro estado de ánimo.

¿Qué otras cosas liberan endorfinas?

Seguro que ya habréis leído en más de una ocasión que estas sustancias corren a raudales por nuestros sistema sanguíneo cuando hacemos ejercicios, practicamos sexo, cuando nos dan un masaje, un abrazo, un beso, cuando escuchamos música y bailamos, cuando nos vamos de vacaciones, tomamos el sol o comemos chocolate… pero, por supuesto cuando sonríes también generas esta maravillosa droga de la felicidad.

Como puedes observar el acto de sonreír produce que tu cerebro libere endorfinas que te hacen ser más feliz, independientemente de si sonríes cuando estás triste o cuando estás contento o de si sonríes de manera natural o de manera forzada.

La serotonina que liberamos con la sonrisa tiene efectos en cuerpo y mente:

La serotonina o 5-HT se encuentra en cierto tipo de células, tiene funciones muy concretas y todavía queda mucho que saber sobre esta hormona. Es muy compleja ya que es una sustancia que en sangre se comporta como una hormona y en el cerebro actúa como neurotransmisor. Esto significa que es una verdadera unidad de comunicación para captar, emitir, fluir dinámicas de activación cerebral y efectos en cadena. Favorece, pues el cruce de información entre neuronas y va más allá del encéfalo, las mayores concentraciones están en el tracto gastrointestinal.

Tiene pues mucho que ver en la regulación de la digestión, si está muy alta genera diarreas, su déficit nos trae estreñimiento y su ausencia influye en la falta de apetito.

También se ocupa de regular los estados de ánimo positivos y negativos. Un desajuste general en su producción puede tener efectos drásticos sobre nuestra manera de sentir ya que se encuentra distribuida por todo el cuerpo. De hecho se busca su asociación con estados de depresión en casos de déficit en concentración en sangre de 5-HT, aunque no está aún suficientemente probado si este déficit de serotonina es lo que produce la depresión o viceversa.

Nuestro nivel de temperatura corporal también es mantenido y regulado por la serotonina. El equilibrio de la regulación térmica es muy delicado, ya que la diferencia de unos pocos grados de temperatura corporal puede llegar a la muerte masiva de grandes grupos de tejidos celulares, las neuronas son las más sensibles en este sentido.

Su falta y su exceso también redundan en la libido sexual, se asocia a la falta de deseo cuando hay altos niveles y cuando hay bajo nivel aparecen conductas orientadas a satisfacer esta necesidad. Seguro que habéis oído hablar que esta hormona se la relaciona con el enamoramiento. Por eso, esa sonrisa que no podemos evitar cuando pensamos en nuestro enamorado.

Como reguladora que es también se ocupa de inhibir la agresividad y la violencia. Estabiliza el estado emocioal de ser humano en estados de tensión. Se han observado en personas violentas e impulsivas que su nivel de serotonina es más bajo que en aquellas que son más pacíficas.

Y al fin, son las que nos llevan a mimir. Suben durante el día, (en días soleados están a tope) y en la siesta y por la noche bajan al mínimo. En esta función del descanso, del dormir, conciliar el sueño, le ayuda otra sustancia llamada melatonina.

Resumiendo beneficios de sonreír, aunque no tengas ganas

Esto te lo cuenta alguien que no para nunca de sonreir, jejejejjeje! Si, yo, tu entrenadora de sonrisas. Bueno, el caso es que “la sonrisa” logra:

Reducir la presión arterial, sino corremos menor riesgo de tener problemas cardiovasculares, como un ataque al corazón, o varices o cosas de esas…

Es la aliada perfecta para prevenir la depresión y la tristeza, porque genera estados de ánimo positivos y placenteros.

Favorece la homeostasis interna (equilibrio interno del organismo) lo cual mejora la propia percepción que tienes de tu salud, con lo que dormirás mejor, tus músculos se relajarán, te sentirás mucho mejor…

Y como dijismo anteriormente todo esto redunda en contribuir a tu salud, no solo física, sino que también mental, como decía Charles Darwin: “Sonreír nos hace sentir mejor”, así de sencillo.

Bueno, ¿os he convencido?. Pues ¡ahí va el entrenamiento para sonreír!, aunque no tengas ganas. (incluye vídeo)

vídeo Youtube para sonreír aunque no tengas ganas