Al ponerme a escribir la columna dudaba si hablar de la Constitución, por eso de la celebración del día 6, o tocar temas de este finde: El Día Internacional contra la Corrupción, Día Internacional de la Radio y la Televisión a favor de la Infancia y Día de los Derechos Humanos. Lo tengo claro, hablo sobre “La Flor Dulce de Navidad” que me inspira estos grandes temas por alusión.

Irene Villa, desde su Fundación, crea este dulce hace cuatros años, con el firme propósito de recaudar fondos y concienciar a la sociedad sobre la inclusión socio-laboral de personas con cualquier discapacidad. Cada año favorece a una organización.

El 11 de diciembre y hasta Nochebuena todos tenemos la oportunidad de endulzar nuestras vidas y las de aquellos que tanto lo necesitan con la gran idea de Irene Villa. Es un proyecto maravilloso en todos los sentidos porque como dice Irene: “En Reyes el roscón, pero en Navidad ¿qué podemos llevar a casa para compartir en familia?

Continúa en Diario 16, en la Tribuna de la Entrenadora de Sonrisas

La Flor Dulce de Navidad de Irene Villa

Eva Robles
Entrenadora de Sonrisas
Tel. 656 191 870
mail. entrenadoradesonrisas@gmail.com

Seguir leyendo…

¿Qué es la infelicidad?

Me comprometí a compartirte los resultados sobre estudios sobre la dualidad infelicidad-felicidad que realizaron desde Hapiitude (Universidad de Berkeley. California) Continuamos trabajando nuestra lista de infelicidades, para tratar de salir del bucle de “tengo que ser feliz” como todo el mundo que veo a mi alrededor que lo ha logrado.

Seguir Leyendo

Hablemos de infelicidad

Desde Hapiitude, son más de cinco años de trabajo en el espacio de la felicidad y ahí seguimos investigando y haciéndonos preguntas constantemente. ¿Qué significa exactamente la felicidad?

Seguir Leyendo

La paradoja de la felicidad

Un coach de felicidad es aquella persona que vaya donde vaya y esté con quién este sabe cómo generar felicidad a su alrededor. Adoramos nuestro trabajo, primero, porque lo hemos elegido, segundo porque lo hemos practicado en nosotros mismos y tercero, porque el aval científico que sustenta nuestro método Hapiitude ¡funciona!

Seguir Leyendo