DIA 108: “Primos”, de Daniel Sánchez Arévalo


Mi próximo primer amor está inspirado en la película de primos que he visto este finde en el cine. Dirigida por Daniel Sánchez Arévalo, “primos” refuerza mi teoría de que el primer amor es el verdadero. Je, je… una que tiene aliados en el cine.

 

Y el film comienza con un monólogo impresionante de Diego (Quim Gutiérrez), el protagonista de nuestra historia. Os lo reproduzco íntegro porque no tiene desperdicio. Diego, vestido de chaqué en la Iglesia, micrófono en mano, va y nos suelta:

“Yo me levanto todas las noches a eso de las cuatro de la madrugada a hacer pis, ya sabéis que tengo una vejiga muy pequeña, el caso es que vuelvo a la cama y Yolanda está despierta, y eso es raro, raro, porque Yolanda siempre duerme del tirón. Así que le pregunto: “cariño, ¿estás bien? ¿pasa algo?. Y me dice, “es que estoy muy agobiada”. Bueno, es normal son los nervios de la boda, yo también estoy muy agobiado. Entonces se echa a llorar, y yo ¿qué hago?, pues la abrazo y la beso. Y ella me abraza y me besa a mi también y me excito…porque, ¡a ver!, es que habíamos decidido no tener relaciones sexuales la semana antes de la boda, así, en plan juego… Para llegar a la noche de bodas con unas ganas impresionantes y tener juntos una noche de sexo salvaje. Pero, una tontería de juego, lo importante ahí es que necesitaba soltar tensión, así que empiezo a acariciarla, a besarla y a desnudarla también. Pero, de repente me frena y me dice: “Diego, lo siento, no puedo”, y yo le digo: “que no puedes ¿qué?”. “Llevo mucho tiempo dándole vueltas a todo”, me dice… Ah, a todo ¿qué? pregunto yo. A nuestra relación, me dice. Hay cosas que no están bien, cosas que no han estado bien, cosas de fondo que hemos obviado porque nos queremos mucho. Sabes que no soporto hacerte daño, por eso si he tomado esta decisión es porque lo tengo muy claro. Pues vale, entonces va y me suelta: “Diego no puedo casarme contigo”, no puedo, no quiero… Diego comienza a llorar… pero nos dice “yo ahí no lloré, yo ahí no lloré, porque estaba seguro que al final iba a recular y que se iba a arrepentir y que todo iba a estar bien, así que no la presioné, no la presioné, me porte como tenía que hacerlo, fui muy comprensivo, muy razonable y hasta la consolé. Porque estaba realmente destrozada, no paraba de llorar, si es que hasta parecía yo el que le había mandado a la mierda…yo de verdad que…

Quedamos en que ella avisaría a sus invitados y yo avisaría a los míos… como veréis eso no ha sido así….”

SE ABRE EL PLANO, Y SE OBSERVA LA IGLESIA DESDE ARRIBA, LOS BANCOS QUE CORRESPONDEN AL NOVIO LLENOS, EL OTRO LADO, EL DE LA NOVIA VACÍO…

“Así que ahora os agradecería a todos que vayáis abandonando la iglesia, porque me gustaría quedarme aquí un rato solo. Estoy bien, muchas gracias a todos por venir”.

 

Bueno, y vosotros ¿qué haríais?, ¿la suplicaríais que volviera?, ¿la perdonaríais?, ¿la mataríais?, ¿os beberíais hasta el agua de los floreros para olvidar?, ¿o?. ¿Haríais como Diego que se va para Comillas, su pueblo, a buscar al primer amor de su vida, el amor de su adolescencia?.

Y ahí empieza la película, porque Diego no se va solo, se va con sus dos primos, primos carnales, pero un poco también “primos” en el sentido sarcástico de “bobos”. Porque, ¡vaya tres patas para un banco!.

La entrada con Martina, el primer amor de Diego es triunfal. Dice ella, “Diego, pero ¿qué haces aquí?, Y Diego contesta, “que me iba a casar y me han dejaó tiraó”.

 

El viaje no es solo un viaje a su pueblo donde pasaron los veranos, quizás los momentos más felices de su vida, es también un regreso a la infancia, a la niñez.

Increíblemente ese retorno, está lleno de sorpresas, pero sobre todo los recuerdos son capaces de hacer revivir a Diego su amor. Y por amor de nuevo se sube al escenario en las fiestas de Comillas, y le canta la misma canción que le cantó antes de despedirse el último verano, junto a los Back street primos!.

Martina, es madre soltera, curiosamente su hijo tiene la misma edad que hace que no se ven ellos, hacía diez años que Diego no veraneaba en su pueblo, y ahora… utiliza Comillas como su tabla de salvación. Durante toda la cinta el novio abandonado ante el altar se debate entre su ya ex compañera y la nueva que venía dispuesto a reconquistar.

Ella se resiste a dejarse llevar por los sentimientos que durante tiempo ha guardado, la razón, la dice que no, que no puede volver a caer ante aquel que hace 10 años le dejó. Pero, él es toda pasión, su corazón roto busca el consuelo en los recuerdos de su adolescencia y en aquel verano que conoció a Martina, la chica más guapa de Comillas. La decisión final le corresponderá a él, ya que ella al final se deja llevar por el amor que sintió entonces y sigue sintiendo ahora. Pero, para saber con cual de las dos se queda Diego, tendréis que ver la película y los que ya la hayan visto ya saben a que me refiero. Os dejo la golosina del trailer para ver si os animáis. Reiréis, lloraréis…y sobre todo disfrutaréis con la experiencia que constituye de vez en cuando, aunque sea debido a un suceso trágico, rebobinar y reconsiderar aquello que en su día no valoraste lo suficiente.

Trailer:


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s