DIA 79: Fue en un concierto


Claro, el amor está en todos sitios, a veces nos tropezamos con él en aquellos lugares que más frecuentamos, o… las más aparece dónde menos te lo esperas, en un fiesta, cuando vas al cine, o como Sara, en un concierto.

“Lo que más me gustaba en el mundo cuando tenía 15 años era ir a los conciertos, de mis grupos preferidos, de los grupos de mis amigos, de quién fuese, mataba por escuchar música en directo. Cuando salió la ley que prohibía la entrada a los conciertos de menores de 18 años, entonces, si cabe, tomó más interés para mi. Falsificaba el carnet, me colaba detrás de un grupo de adultos, me hice toda una experta en entrar como fuera en los conciertos.

Pero, el día que pasará a la historia como el más importante de mi vida, hasta ahora, fue en la sala Moby Dick de Madrid, que aunque tiene mucha seguridad, conseguimos colarnos. Yo iba con una amiga en esta ocasión a un concurso de maquetas en el que tocaban tres grupos. Entrar, entramos, aunque tarde, ya empezaba a tocar el último grupo. Comenzamos a hablar con un chicos que había por ahí en la sala, me fijé en uno de ellos, que no paraba de mirarme y sacar temas de conversación. Se interesaba por cómo habían estado los otros grupos, pero claro no podía darle mi opinión porque nos habíamos colado. Pero, me hice la loca.

Y venga a insistir, os han gustado los grupos anteriores, estos yo creo que son peores, para mi que los segundos eran buenísimos. Y yo, venga a llevarle la contraria, para mi, que los mejores son estos que están tocando, los segundos me han parecido un poco flojillos, de hecho algunos de los temas están reversionados de grandes éxitos de los 80. Vamos haciéndome la profesional del mundo del espectáculo.

Y el seguía insistiendo con los segundos, me dio hasta la maqueta que habían presentado, y yo venga a ponerles a parir… me mosqueó, claro, luego descubrí con el tiempo que él era el guitarrista del segundo grupo que salió al escenario a mostrar su maqueta. Aún así, el nunca me dijo nada.

Debí despertar un gran interés en él, le parecía mucho cante que con 15 años dominara fechas, lanzamientos, y temas de grupos que tocaban cuando yo todavía no había nacido. Y seguimos quedando. La verdad es que a mi no me gustaba, porque realmente me sacaba de mis casillas con tantas preguntas sobre música, grupos, canciones… salas… me traía más que frita. Pero, al final no se cómo me lié con él, le ayudé a diseñar los logos de sus maquetas, y varios arreglos para algunos temas… hasta incluso me compuso una canción, que de vez en cuando escucho. Solo para mi, claro, porque nunca llego a ser un gran éxito, vamos, que ni tan siquiera llegó a grabarse.

Pero, un día hizo las maletas y se fue a Irlanda para aprender a hacer música, y hasta hoy, he sabido de él por el Face, ha cambiado de grupo y demás, pero verle, no le he vuelto a ver. Pero, sin traumas. Se acabó, duró lo que tenía que durar y nada más.

Compartíamos algo en común que era el amor por la música, por eso yo creo que ambos nos enganchamos el uno del otro, pero… luego la vida cambia, la vida sigue, y cada uno ha elegido su camino”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s