DIA 75: ¡Estoy harto de echarte de menos…!


“Solo a mi me pasan estas cosas, que me enamoro y va a ser de un tío que vive a 4469 kilómetros de distancia”, ella en Los Angeles, el en Nueva York. Erín le conoce durante unas prácticas como becaria en un periódico neoyorquino, el tiene trabajo como manager de artistas en una gran multinacional.

El encuentro entre ambos se produce de forma pueril e imprevista para cada uno de ellos, no estaba planeado el iniciar una relación seria, de hecho desechaban cualquier oportunidad de que eso llegara a ocurrir. Por parte de Erín porque lo que más le importaba era su profesión de periodista que está a punto de comenzar, y por parte de Garret, menos porque acababa de sufrir un desengaño amoroso, vamos que su chica se lo montaba con otro, y esa misma tarde acababa de descubrirlo.

Se va al bar con unos amigos, y entre cerveza y cerveza decide echar una partida en la maquinita, pero se la encuentra ocupada por una chica rubia monísima, y pone una moneda sobre la maquinita para coger el turno.

– ¡Hey! forastero, no deberías poner ahí esa moneda, porque no pienso dejarte jugar, estoy a punto de batir mi récord y no te voy a ceder mi puesto.

– ¡Cómo que no!, no creo que seas tan buena…

Y ni corto ni perezoso se interpone entre la maquinita y ella, para interrumpirla y consigue que deje de jugar, pero su gran sorpresa, es que ERL, Erín Rose Lang, son las siglas de la muchacha que ostenta el récord en la maquinita…

– Joder, eres mi héroe, ERL, siempre que veía ahí esa puntuación, pensé que sería un tío, ¡eres, un máquina!, siento haberte interrumpido.

– Sí, además justo cuando estaba a punto de batir mi récord –le dijo Erín –no de muy buen humor e intentando esquivarle.

– Te invito a una cerveza, para compensarte por mi metedura de pata.

Y ella acepta… encantada porque le parecía un tipo muy divertido. Después en el bar se organiza un partida de Trivial para todo el público, y entre los dos ganan el juego por goleada. Los juegos les unen, pero no solo los de entretenimiento, sino los juegos del amor, que todos sabemos lo caprichoso que es.

 

Y así comienzan a verse y a descubrirse y su relación se convierte en un juego, se van conociendo como si de un concurso de Trivial se tratara. ¿Película favorita?, Top Gun versus Cadena Perpetua. ¿Comida favorita?. Espaguetis versus hamburguesa. ¿Cómo te gustaría morir?, en una batalla medieval versus la hoguera. ¿Tu disco favorito?. Madona versus Michael Jackson. ¿La mentira más cruel k has contado después de un polvo?. Los dos coinciden: “también me he acostado con tu mejor amig@”.

 

Pero, Erín termina sus prácticas, y en el periódico no le prolongan el contrato, por lo que tiene que regresar a los Ángeles.

-Me lo he pasado genial en este mes y medio.

– Y yo, pero es que ya te estoy echando de menos…

– ¿Crees que seremos capaces de llevar una relación a distancia?.

Esa pregunta no se la habían hecho nunca en sus concursos. No se habían planteado que un día Erín dejaría Nueva York para volver a los Ángeles.

-Lo abandoné todo por otro y aunque no quiero perderte, me da miedo darme por entera y que luego me hagas daño.

– Erín, estoy pilladísimo, nunca antes le había dicho a nadie lo que te voy a decir antes de que cojas ese maldito avión que nos separará hasta… solo sé que te quiero. No te preocupes, algo se nos ocurrirá.

 

Abrigados y amparados por las nuevas tecnologías traspasaron su contacto amoroso al email, a los video chats… sus dedos adquirieron una velocidad prodigiosa en el  Whats app up de sus “Bebes” (Blackberrys), sms, sexo telefónico… Pero, la distancia dolía tanto, que cuando estaban hartos de echarse de menos irremediablemente cruzaban los 4469 kilómetros que les separaban para unir su amor físicamente y no virtualmente a través de una pantalla de plasma.

La primera visita sorpresa de Garret se planta en el restaurante donde trabaja Erín, sin previo aviso, como el amor que les une y la propina que el le ofrece “es su cuerpo, todo para ella y sin pantalla de móvil y ordenador, su cuerpo de verdad para restregarse y sentirse de veras”.

Tras la visita, Erín hace una entrevista de trabajo en el Cronical de Los Angeles y resulta que la aceptan, entonces viaja a Nueva York a contarle a Garret la decisión que ha tomado. El dilema: aceptar el trabajo en los Angeles y seguir con la relación a distancia o trasladarse a vivir con él a Nueva York y servir mesas, porque no conseguía trabajo en ningún periódico de NY. Pero, ella abriga la esperanza de que él al menos se ofrezca a cambiar su destino y deje la compañía de management de artistas, y se traslade a los Ángeles.

Pero no es así, Garret egoístamente, ni se plantea el dejar su trabajo en los Angeles y en ese viaje deciden romper.

-Erín, -le increpa él- algo se nos ocurrirá.

-Siempre dices lo mismo, pero al final nada ocurre, tú en tu empresa no estás a gusto, solo lanzan a artistas que interesan económicamente, tú siempre estas diciendo que los verdaderos talentos, se quedan sin descubrir, que no interesan, ¿porqué no haces nada al respecto?,  siempre dices que lo que nos ha unido, es que siempre hacemos lo que nos apasiona, creo que tú ya no lo haces de veras. Yo he venido hasta aquí para decirte que estaría dispuesta a dejarlo todo y ponerme a servir mesas en NY, para estar a tu lado y tu no eres capaz de renunciar a nada. Ya lo hice una vez, y otra vez he estado a punto de volverlo a hacer, pero veo que no entro en tus planes -y sin más Erín coge su avión de vuelta a los Ángeles.

 

Pero, no pueden dejar de pensar el uno en el otro, Erín acepta su trabajo en el Cronical de los Ángeles y Garret sigue con su trabajo en la discográfica. Ella, es muy buena escribiendo y poco a poco comienza a sobresalir, su firma empieza  a tomar entidad.

Entonces por su cumpleaños, Erín recibe un paquete de Garret, unas entradas para ver el concierto de “The boxer rebelion”, uno de esos grupo en los que Garret creía y la discográfica en la que trabajaba no apoyaba, además fue el primer concierto en el que pasearon su amor.

Y Erín va… y allí se encuentran de nuevo. Garret, dejó su compañía, y ahora se lanzaba por su cuenta como manager de los “boxer rebelion” y le susurra al oído a Erín.

– Es que me cansé de echarte de menos, y creí que debería hacer lo que me apasiona… y me apasiona… una vida a tu lado, en una casa cerca de un lago, con miles de poster de Top Gun, y platos y servilletas de Tom Cruise y alguno claro de Cadena Perpetua… y comer todos los días espaguetis y cenar hamburguesas… y por las noches morir en la hoguera de pasión de tu cuerpo… luchar por mi princesa, cual batalla medieval… y que en todos los rincones cante Michael Jackson y Madona, y que no tengamos que volver a decir a nadie que nos acostamos con su mejor amig@, que tu cama y la mía sean la nuestra, y la llenemos todos los días con amor, besos y restregones… Por nada del mundo quiero volver a echarte de menos, porque desde que nos separamos no he dejado de pensar en ti, y no puedo mirar a otras, y todo mi mundo eres tú. Y ahora solo quiero que me digas si estas dispuesta, a compartir todos los días del resto de mi vida, porque nada sin ti tiene sentido… y todavía no entiendo porqué no me di cuenta que tú estabas dispuesta a dejarlo todo, a dejar tu profesión y ponerte a servir mesas y yo egoísta de mi ni me planteé siquiera dejar mi cómodo trabajo en un lugar, que ni tan siquiera me apasionaba… pero, creo que estamos a tiempo de volver a compartir lo que nos apasiona, que al menos para mi, eres tú…

Tu seguirás escribiendo, que te apasiona, y yo lanzando al éxito a los que de verás se lo merecen, y te prometo, que YA NUNCA JAMAS ME VOLVERAS A ECHAR DE MENO            S. No se cuál es ahora tu situación, pero se que ya no volveré a decirte jamás, QUE ALGO SE NOS OCURRIRÁ…

–  Y Erín le contestó: Quizás sea porque ya nos está ocurriendo, SÍ QUIERO…

Este primer amor salió de aqui…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s