DIA 46: Escribiendo su destino. LOVE ACTUALLY.


Jamie, huye a Francia tras romper con su novia infiel, se refugia en una casita que tiene al sur de Francia para escribir aquella novela que llevaba retrasando desde tiempos atrás. Su casera de siempre le trae una chica llamada Aurelia, que se ocupará de cuidar la casa y cuidarle a él, porque acaba trayéndole hasta los cafés cuando la inspiración aprieta.

Les unen las miradas, la carne, el perfume, la piel. Pero, no el idioma. Ella no habla inglés y el británico Jamie, paparruchea, italiano, griego, español… todo menos portugués, el idioma de la bella Aurelia.

El, escribe, ella, limpia, recoge, le trae cafés y comparten todas las horas del día, hasta que llega la hora de acércala a su casa en la ciudad, ya que la casa del encuentro amoroso está a las afueras de la ciudad . Para él, el momento más feliz, porque la tiene cerca, a su alcance, aunque nunca se atreve a declararle su amor. Para ella, el momento más triste del día, porque se separa de él.

La complicidad entre ambos nace, crece y se hace tan robusta hasta el punto que hablando los dos en distintos idiomas se entienden perfectamente, como si comprendieran la pregunta que se han hecho el uno al otro. Solo mirándose el uno al otro entienden sus necesidades.

Un acontecimiento ocurrido desata un contacto más íntimo, pero que ni tan siquiera lograr un fugaz contacto de sus labios. Aurelia le trae un café a la mesa ubicada en el lago, donde el solía escribir fuera de la casa, y de pronto todos los papeles se vuelan. Ah! Se me olvidó el detalle de que él escribe en máquina de escribir de las antiguas, por lo que no hay copia. Ella, sin pensárselo dos veces se lanza al agua a rescatar las hojas del futuro libro de su amor. Y claro, el también se lanza a salvarla a ella. No se salva ni el libro, ni ellos, que acaban muertos de frío, en la cocina con mantas hablando sobre el papel mojado que acababa de morir en el fondo del lago.

Así las cosas el vuelve a Gran Bretaña, sí, sí, sí, blogueros, por Navidad, sí claro. Pero, Jamie, no acaba en la Función del colegio del resto de los personajes de Love Actually… No, Jamie, va a casa de sus familiares, deja los regalos para todos y se vuelve para el aeropuerto: “voy a hacer lo que un hombre tiene que hacer”.

Y llega a casa de Aurelia, y le pide la mano a su padre en perfecto portugués, para que el hombre le entienda, claro. El había estado en la academia dándole a la lengua portuguesa para declararse algún día a su bella amada.

Total, que al final, termina todo como el rosario de la aurora… Jamie, a la cabeza, su padre, la hermana, la madre, los tíos, los primos y todo el pueblo se dirigen hacia el restaurante donde trabaja Aurelia y allí sucede el milagro.

La declaración de amor, el primer beso y el aplauso de todos los presentes que flipan con la escena de amor que en un momento se ha organizado, porque ella también estudió inglés “just in case” (por si acaso), algún día su escritor inglés se le declaraba. Y no pienso describírosla más, que tenéis que ver Love Actually, que os lo digo, yo.

Hasta el próximo Actually First Love!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s